Padres de los 43 normalistas desaparecidos de Ayotzinapa señalaron que el video que revela la tortura en contra de uno de los presuntos detenidos por el caso confirma que la “verdad histórica” presentada por el gobierno del expresidente Enrique Peña Nieto quedó desmentida.

Durante esa administración se defendió la conclusión que presentó el entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, misma que afirmaba que los jóvenes fueron asesinados y luego incinerados hasta las cenizas en el basurero de Cocula.

Felipe de la Cruz, el vocero de los familiares, expuso en entrevista con medios de comunicación que con la grabación donde se observa a Carlos Canto Salgado, quien fue detenido en octubre de 2014, siendo torturado por presuntos elementos de la entonces Procuraduría General de la República confirma que “la supuesta verdad histórica fue a base de tortura”.

Durante una toma de caseta de la Autopista del Sol en Acapulco, Guerrero, De la Cruz dijo que el video demuestra que Murillo Karam mintió pues refirió que en el video “se escucha cómo se comprueba que los 43 jóvenes no fueron asesinados ni quemados en el basurero y que fueron separados”.

Por su parte, el abogado de los padres, Vidulfo Rosales, opinó que el material es evidencia de que la Comisión Nacional de los Derechos Humanos de México (CNDH) hizo una investigación deficiente respecto a la tortura evidenciada para conseguir una confesión.

“Para nosotros es revelador este video de que la CNDH también hizo una investigación deficiente, hizo una investigación cuya metodología queda en tela de juicio, queda en duda porque ellos refirieron que no fue torturada esta persona”.

Según la versión oficial, la noche del 26 de septiembre de 2014 policías de Iguala habrían arrestado a los jóvenes y los entregaron a miembros del cártel Guerreros Unidos, que los asesinaron e incineraron sus restos el basurero del municipio de Cocula.

Grabación de la tortura

En la grabación difundida se observa a Carlos Canto al momento de ser interrogado: “¿Dónde crees que se los llevaron?, ¿cuántos dices que se llevaron ahí?”, a lo que él contesta que fueron llevados a Mezcala, en Guerrero; “Fácil se llevaron a 12 o 13. Iban sentados en camionetas”, dijo el detenido refiriéndose a los normalistas.

Luego se observa cómo le ponen una bolsa en la cabeza para asfixiarlo y continúa el interrogatorio.

Renuncia mando involucrado

La voz que se escucha en el video fue atribuida a Carlos Gómez Arrieta, quien en ese periodo se desempeñaba como jefe de la Policía Ministerial. En un mensaje en su cuenta de Twitter, Denise Maerker confirmó que el señalado fue separado de su actual cargo en la subsecretaría de Seguridad del estado de Michoacán.

Fue a través de un comunicado que el gobierno de Silvano Aureoles confirmó la baja temporal de Gómez Arrieta, quien se pondrá a disposición de las autoridades para atender el caso de la tortura de Carlos Canto Salgado.

Foto propiedad de: Galo Cañas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.