El arrendamiento de hasta mil unidades del transporte público a un plazo de ocho años, propuesto al Congreso local, es para que el Estado brinde el servicio en sectores a los que no se llega actualmente, dijo el gobernador Jaime Rodríguez Calderón.

Contrario a lo expuesto por Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, quien refirió que estas serían concesionadas a particulares; el mandatario estatal aseguró que su operación correrá a cargo de la Administración Pública.

En entrevista, tras concluir una gira de trabajo por el municipio de Pesquería, pidió a los diputados locales que, al igual que en el financiamiento para la construcción de la Presa Libertad, aprueben esta solicitud que no representa nueva deuda.

Pues, si bien comprometería recursos por el resto de la presente Administración y la próxima, estos se irán pagando con los ingresos por boletaje.

“Creo que Manuel González no lo explicó bien, el Estado se hará cargo, no vamos a concesionar este servicio nosotros. El Estado va a cubrir esas áreas de oportunidad que los empresarios no cubren en el caso de los municipios de alto crecimiento, en el caso de poder hacer la reestructura del transporte, el caso es que nosotros trabajemos en conjunto”.

Resaltó que no se trata de suplir a nadie, sino de prestar un mejor servicio a los usuarios. Posteriormente, en una segunda etapa, se analizaría el transferirlo a particulares o mantenerlo.

“Si en el camino ve que todo va avanzando podrá en cierta medida transferir a particulares si es necesario, pero en este momento no. Lo que queremos es que haya un concepto en donde se utilice todo lo que existe y lo mejoremos”.

Es de destacar que la solicitud es a ocho años porque es el plazo que se requeriría para poder liquidar las unidades. Este planteamiento tumbaría el proyecto de financiamiento de 3 mil 910 millones de pesos para la compra de hasta 4 mil camiones.

“Al Congreso le pedimos permiso para arrendamiento financiero, no es financiamiento, un arrendamiento financiero en donde podamos nosotros en una primera etapa adquirir mil camiones que son los que en este momento se necesitan. El plan original es que el Estado se haga cargo de lo que no se hacen cargo los empresarios del transporte y podamos en cierta medida ir conviviendo para ir creciendo y creciendo para resolver el problema del transporte”.

Durante los próximos días, el gobierno ofrecerá mayor información del esquema a los legisladores locales.

Piden Diputados primero restructurar deuda

Diputados del Congreso Local solicitaron al Gobierno del Estado que antes de un arrendamiento para la adquisición de mil unidades para el transporte urbano primero lleve a cabo una reestructuración de la deuda. Los legisladores calificaron esta nueva petición como una ocurrencia más del mandatario estatal, Jaime Rodríguez Calderón.

Mariela Saldívar, de Movimiento Ciudadano, argumentó que los expertos coinciden en que primero se tiene que reestructurar el sistema, tener certeza de cuántas unidades se necesitan para dar un buen servicio y, hasta el final definir si rentan o compran unidades.

“Este plan no se ha discutido en el Consejo Estatal del Transporte y es muy consistente y congruente con la intención del Gobernador de comprar las unidades baratas ante un sistema de transporte en colapso para hacerse de las rutas y, eventualmente, cuando se reestructuren y cuando suban las tarifas, pues sea el gran negocio para él terminando esta Administración”.

El documento que el ejecutivo estatal entrego al Congreso del Estado refiere que el costo por unidad a arrendarse es de 2 millones 151 mil pesos, es decir, por los mil camiones el costo será de 2 mil 151 millones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.