Más de 500 vehículos de la Policía Federal se encuentran varados en el Centro de Mando de esta corporación, localizado en la alcaldía de Iztapalapa, Ciudad de México.

De acuerdo con La Jornada es como “un depósito de desechos vehiculares” entre las que se encuentran unidades donadas por el gobierno de Estados Unidos a la Policía Federal como parte del Plan Mérida. Presuntamente son vehículos especialmente equipados para la detección de armas, explosivos, mercancía ilícita y drogas, con sistemas de rayos x y rayos gama.

El diario también reportó que algunos fueron abandonados desde hace más de un mes y no han recibido mantenimiento o están a la espera de refacciones, aunque la mayoría pueden operar, pero se ordenó guardarlos.

Se informó que dichos equipos operaban en zonas de alto impacto por dónde se ubican a personas migrantes, sustancias ilegales, tráfico de animales y otras mercancías ilícitas. También hay camionetas con letreros que indican que están a la espera de ser validadas para ser utilizadas en la Guardia Nacional.

Otras más tienen daños físicos, carecen de llantas, parabrisas dañados y deben recibir servicio mecánico; y algunas bateas de patrullas tipo pick-up sirven como depósito de basura.

Los agentes federales, fuente de La Jornada, señalaron que ese depósito vehicular no tiene relación con la protesta que iniciaron el miércoles pasado en contra de su transferencia a la Guardia Nacional.

Foto propiedad de: Tomada de video

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.