Campesinos de regiones serranas del estado de Veracruz estarían incrementando los niveles de tala inmoderada debido a su deseo de ingresar en el programa Sembrando Vida, implementado por el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador para el combate a la pobreza y desigualdad en comunidades marginadas de todo el territorio nacional. 

La diputada federal del Movimiento de Regeneración Nacional por el estado de Veracruz, Edith García Rosales, alertó sobre la práctica adoptada por trabajadores locales del campo, quienes ven en la estrategia de bienestar del presidente López Obrador la posibilidad de sumar un ingreso extra a su vida diaria.

Sin embargo, las afectaciones por la tala son graves, pues las especies dañadas tienen entre 50, 70 y 100 años de vida, por lo que un plan de reforestación no encontraría resultados inmediatos en cuanto a la vegetación.

Además, la diputada Edith García Rosales consideró que es posible que los follajes de los árboles no vuelvan a crecer de la misma forma debido a los contantes cambios de temperatura por el calentamiento global.

“Muchas personas, con el afán de obtener el recurso o el apoyo del programa generan una tala inmoderada”, señaló la representante en el Congreso de la Unión en entrevista con el diario Excélsior.

Niega secretaria del Bienestar que Sembrando Vida priorice a migrantes sobre campesinos mexicanos

En tanto, la titular de la Secretaría del Bienestar, María Luisa Albores González, respondió a las críticas sobre los empleos que se han dado a migrantes centroamericanos en el sur del país a través del programa Sembrando Vida, y negó que se les favorezca por encima de los campesinos mexicanos.

Al participar en el ciclo de conversatorios en Línea del Instituto Nacional de Desarrollo Social, sostuvo que México debe ser solidario ante la crisis de “nuestras hermanas y hermanos” que migran por necesidad, igual que lo hicieron muchos mexicanos que viven en Estados Unidos.

Mencionó que desde octubre de 2018 se empezó a trabajar en este proyecto, con el que se pensaba llegar a 200 mil sembradores, pero esa meta se ampliará a 230 mil en beneficio de igual número de familias localizadas en 575 mil hectáreas de ocho entidades del país.

Igualmente, detalló que la meta de hectáreas de cobertura para 2019 era de 500 mil, pero se llegará a 575 mil, mientras que el objetivo proyectado para los dos primeros años del gobierno de López Obrador es de un millón 200 mil hectáreas.

La funcionaria dio a conocer que a la fecha se ha llegado a más de cuatro mil ejidos, de los cuales dos mil están en tierras comunales, y la cobertura llega a cerca de tres mil localidades en los estados de Chiapas, Tabasco, Veracruz, Puebla, Yucatán, Quintana Roo, Campeche y Durango.

Con información de Notimex

Foto propiedad de: Archivo Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.