La primera ministra de Reino Unido, Theresa May, consideró este día “completamente inaceptables” los comentarios del presidente estadounidense Donald Trump hacia cuatro congresistas demócratas a las que les dijo que regresaran “a sus países de origen” a solucionar sus problemas antes de dar lecciones en Estados Unidos.

Un portavoz del gobierno británico dijo que May consideraba que “el lenguaje que se utilizó para referirse a las mujeres era completamente inaceptable”.

El mandatario estadunidense señaló este domingo en un mensaje en Twitter que las congresistas “vienen de países que son una catástrofe total y completa, lo peor, los más corruptos e ineptos del mundo” y cuestionó “¿Por qué no se vuelven y los arreglan?”.

En los tuits el mandatario estadounidense no mencionó explícitamente a las cuatro mujeres, pero el contexto y las referencias a la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, establecieron un vínculo claro, según un despacho de la BBC de Londres.

Las congresistas, nacidas en Estados Unidos, Alexandria Ocasio-Cortez, cuya madre es de Puerto Rico, Rashida Tlaib, cuyos padres son palestinos, y Ayanna Pressley, de raza negra, así como Ilhan Omar, quien emigró de Somalia a los 12 años, criticaron a Trump por racista.

Pelosi, por su parte, señaló en un tuit que lo que el mandatario estadunidense quiere es “hacer de América un país para blancos”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.