La historiadora Beatriz Gutiérrez Müller se sumó al debate sobre la lectura de la Cartilla Moral. El texto publicado por Alfonso Reyes en 1944 fue recomendado por el gobierno federal para iniciar “una reflexión nacional sobre principios y valores para generar convivencia armónica y de respeto en nuestro país”, pero no ha estado libre de críticas adversas.

La recomendación de la Secretaría de Bienestar hace más de 6 meses continúa dando de qué hablar. Uno de los últimos actores en pronunciarse en contra de la lectura fue la Iglesia católica a través de la Arquidiócesis.

En el semanario Desde la Fe la institución religiosa asegura que la simple lectura no solucionará los problemas éticos de México. En ese sentido, la escritora Beatriz Gutiérrez Müller dio la razón al argumento y señaló que ocurre lo mismo con la lectura del Evangelio de Lucas, contenido en la Biblia: “Tampoco el Evangelio de Lucas debería reeditarse ni leerse porque tiene una antigüedad levemente mayor que el libro de Reyes”.

En sentido, continuó la también académica y esposa del presidente Andrés Manuel López Obrador, subrayó que ningún esfuerzo por mejorar la convivencia debe escatimarse, aún si es meditando un texto escrito hace 50 años por “un regiomontano muy católico”.

“Cada autor aporta valores de su tiempo y nunca debe escatimarse el anhelo de vivir en una sociedad mejor y más amorosa, sea vía una cartilla, epístola o manifiesto publicado o no por el gobierno”. Por ello, Gutiérrez Müller hizo énfasis en releer a otros escritores que abonen a dicha labor.

Entrega de Cartilla Moral levanta críticas

Aunque la Secretaría del Bienestar puso a disposición de cualquier persona interesada la libre descarga de la Cartilla Moral, la entrega del texto por parte de integrantes de la Confraternidad Nacional de Iglesias Cristianas Evangélicas liderada por Arturo Farela, levantó críticas entre los católicos.

La Iglesia Católica predominante en México se desmarcó de la entrega del documento aludiendo que sus planea de trabajo “eran diferentes” y que sus prioridades estaban enfocadas en migrantes, mujeres y menores de edad. López Obrador ha señalado que la lectura de la Cartilla Moral está dirigida a los jóvenes, principalmente.

El presidente dijo que la entrega, difusión y análisis de la Cartilla Moral por parte de asociaciones religiosas no transgrede el artículo 130 constitucional. Al contrario, subrayó que el texto promueve la libertad religiosa y no le da prioridad a ninguna fe porque promueve valores universales.

Foto propiedad de: Moises Pablo / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.