La película Spider–Man: Lejos de casa, protagonizada por Tom Holland, se mantiene en el liderato de la taquilla de Estados Unidos en su segunda semana de exhibición, al recaudar 45.3 millones de dólares. 

La última aventura del hombre araña, que debutó en las salas de cine de Estados Unidos el 4 de julio con una cifra de 39.2 millones de dólares, acumula 274.52 millones de dólares en ingresos, de acuerdo con datos de Box Office.

En la taquilla internacional, el filme dirigido por Jon Watts consiguió una recaudación de 572.50 millones de dólares, con lo que alcanzó una cifra de más de 847 millones de dólares de ingresos en las salas de cine en todo el mundo.

Los 572.50 millones de dólares procedentes de las salas de cine en el resto de los países hacen que el filme del “trepamuros” el más taquillero fuera de Estados Unidos, al superar los 555 millones de dólares que recaudó Spider-Man 3 fuera de territorio estadunidense.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.