La mujer que presuntamente sustrajo un recién nacido de la clínica en la que se encontraba internado junto a su madre, podría recibir una pena de hasta 90 años de prisión. Luis Enrique Orozco Suárez, vicefiscal de Ministerios Públicos, informó que se encuentran integrando el expediente del caso.

Por el momento, ella se negó a que se le realizara un estudio psicológico, por lo que aún se desconoce las causas por la que la mujer robó al pequeño.

“Esta persona habrá de ser presentada ante un juez para ver si el juez califica de legal la detención para imputarle cargos y pedir su vinculación a proceso. No hay todavía una definición concreta (de los delitos), pero estimamos que sea el delito de secuestro agravado al menos”.

Según el Código Penal, el delito de secuestro agravado alcana una penalidad de hasta 90 años. Se prevé se sea más adelante cuando se conozca los detalles de la sustracción.

“Todavía no hay condiciones como para saber los motivos que llevaron a esta persona a ejecutar este hecho”.

Para determinar si existió algún grado de complicidad, no se descarta investigar también al Hospital Centra y su personal.

Y reforzará dispositivos

Con el objetivo de evitar escenarios similares, el gobernador Jaime Rodríguez Calderón instruyó reforzar los dispositivos de seguridad en hospitales. Manuel González Flores, Secretario General de Gobierno, dijo que se buscará tener un mayor control en los ingresos y salidas, así como incrementar el número de personas que están al cuidado de los menores.

“El gobernador instruyó a todos los hospitales que tienen relación con el Estado y con el gobierno federal a que se establezcan dispositivos con su propia seguridad para que se estén vigilando esto. Si es algo que debemos estar pendientes, que no suceda, tenemos que tener un dispositivo especial”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.