Diputados del Congreso señalaron que dentro de la Ley de Movilidad no permitirán que el posible nuevo impuesto que se le cobraría a las plataformas digitales, se le vaya a cargar a los usuarios y a los operadores. Para tal efecto señalaron que si es necesario ponerle candados así lo tendrán que hacer, dijo Ramiro González Gutiérrez, coordinador de la bancada de Morena.

“Cargarle al usuario no es lo que queremos los diputados definitivamente, ni la Agencia del Transporte. Una de las obligaciones que tienen las empresas es precisamente pagar los impuestos; porque ahorita no pagan impuestos, tampoco es para que se lo carguen al usuario”. 

Aseguró que desde la ley se pueden establecer parámetros para que la tarifa no exceda cierto costo, y así evitar que a los usuarios se les cobre el impuesto estatal.

El pasado viernes, diputados locales se reunieron a puerta cerrada con representantes de las plataformas digitales y con el gobernador Jaime Rodríguez. Durante la mesa de diálogo acordaron que se cobraría un impuesto estatal del 1.5 por ciento a todos los taxis que ofrecen su servicio vía aplicación móvil, y estos ingresos se destinarían a la sincronización de mil 600 semáforos.

Por su parte Jesús Nava, coincidió en que no permitirán que con este impuesto los perjudicados sean los usuarios, pero admitió que ponerle candados a la ley no era posible.

“Meternos más allá ya no es una competencia totalmente de nosotros. Regular la tarifa a una empresa privada pues ya nos estaríamos metiendo en otra materia jurídica- técnica totalmente diferente. Habría que explorar jurídicamente la posibilidad”.

Nava aseguró que cada empresa debe definir de dónde quiere obtener su impuesto y que esto también se traducirá en un esquema de competitividad de mercado para las plataformas.

“Ya entra un tema de competitividad entre las diferentes plataformas”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.