Ante la serie de versiones sobre las causas de los microsismos registrados en fechas recientes en la Ciudad de México, cuyo epicentro es en la misma capital del país, la jefa de gobierno Claudia Sheinbaum rechazó que los movimientos se deban a las obras de la Línea 12 del Metro o la construcción de edificios.

En conferencia de prensa rechazó que, como vecinos han señalado, los movimientos telúricos tengan su origen en los trabajos de ampliación de la red de transporte, la explotación de agua o la construcción de edificaciones en la zona poniente.

Acompañada de Gerardo Suárez Reynoso, investigador del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México, la mandataria afirmó que, pese a que no se trata de un fenómeno inédito en la ciudad, no se llevarán a cabo acciones de prevención.

De manera inicial, Suárez Reynoso ofreció una breve explicación sobre las causas de los microsismos, en la cual descartó que se deba a los factores señalados, sino que dijo, tienen su origen en que la urbe se encuentra construida sobre una falla geológica activa.

“Ha habido algunos rumores, algunas explicaciones en que estos sismos se deben a la explotación de acuíferos en el valle de México, se ha dicho que se deben a la construcción de la línea 12, a la proliferación de edificaciones en la zona. Es importante dejar claro que este no es el caso”.

“Tenemos que aceptar que vivimos en una zona geológicamente activa”

Al aseverar que no existe ninguna correlación de los hechos aludidos con los movimientos, el especialista refirió que éstos son el resultado de fallas que se encuentran activas por debajo de la Ciudad de México, por lo cual pidió dejar de especular.

“Tenemos que aceptar que vivimos en una zona geológicamente activa. Seguimos construyendo una ciudad sobre fallas geológicas que ocasionalmente se activan y producen sismos de baja magnitud”.

De la misma forma, expuso que contrario a lo que muchos afirman, los sismos no pueden predecirse bajo ningún método, por lo cual descartó la posibilidad de poder afirmar o negar que la serie de movimientos experimentados vayan a concluir o continuar.

Por su parte, Sheinbaum apuntó que se ha trabajado durante los últimos meses en un esquema preventivo para la población.

“Estamos acelerando todo para que la próxima semana se dé a conocer y se implemente no solo en la zona poniente, sino en toda la Ciudad de México, ya que es una zona sísmica. Tendrá normas preventivas en construcciones y otras acciones de lo que debamos hacer en caso de sismos”.

Foto propiedad de: Victoria Valtierra / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.