Ernestina Godoy, procuradora General de Justicia de la Ciudad de México, confirmó este jueves la detención de 4 personas por el secuestro y asesinato de Norberto Ronquillo, el pasado 4 de junio cuando salió de la Universidad del Pedregal, donde estudiaba.

En una conferencia de prensa desde la PGJ capitalina, Godoy señaló que la investigación continúa abierta y que el asunto quedó en manos del Poder Judicial, sin embargo, todas las diligencias practicadas hasta el momento se efectuaron con respecto a los derechos humanos y el debido proceso.

La procuradora detalló que, en entrevistas con los imputados, se obtuvo información relevante sobre la participación de otras personas; la casa de seguridad donde permaneció privado de su libertad el estudiante de Mercadotecnia de 22 años; la identidad del negociador, y sobre el motivo del secuestro que remitiría a una deuda que tendría Norberto.

El subprocurador de Averiguaciones Previas Centrales, Rodrigo de la Riva, recapituló en los detalles del caso. Dijo que desde el 5 de junio, poco después de medianoche, se abrió la carpeta de investigación por el secuestro de Norberto, por quien se pedía un rescate de 5 millones de pesos. La familia no quiso que la procuraduría interviniera en las negociaciones, sin embargo, la fiscalía especializada en secuestros inició el procedimiento, por protocolo, rastreando el paso de los autos involucrados en el sistema de monitoreo de la ciudad. De esta manera ubicaron el auto de Norberto, que fue abandonado a sólo 300 metros de su casa. Además, se recabaron datos de posibles testigos y se ubicaron teléfonos desde donde se hicieron llamadas relacionadas con el caso.

Del monitoreo de cámaras, lograron identificar uno de los vehículos que interceptaron a Norberto; su conductor está ya detenido y vinculado a proceso. A través del rastreo telefónico, se identificó a otro de los posibles secuestradores, quien ya está detenido. Además, como resultado de las investigaciones, se pudo ubicar a dos implicados más.

El jefe de la Policía de Investigación, Omar García, añadió que la detención de los presuntos secuestradores se realizó con el apoyo de la Secretaría de Marina Armada de México. La primera captura fue el 11 de julio, Fernando “N”, a quien además se le aseguraron algunas dosis de drogas, no identificadas.

Luego, tras revisar el monitoreo de cámaras públicas y privadas, se ubicó un auto compacto que se utilizaba como transporte público a través de una aplicación. Este auto fue el que interceptó el auto de Norberto en 4 de junio. Así se logró la detención del chofer, Daniel “N”, que aseguró que había rentado su vehículo a Óscar “N”, quien fue detenido este miércoles 17 de julio. Óscar “N” cuenta con antecedentes penales por el delito de abuso de confianza y además se le aseguraron dosis de droga.

Finalmente, la madrugada de este jueves 18 de julio, se logró la captura de otro implicado, José “N”, a quien relacionan con la intercepción de Norberto, su traslado a la casa de seguridad, y la negociación del rescate.

Omar García aclaró a los medios que la presunta deuda que se atribuye a Norberto no está confirmada, ni hay razones para creer que tenga que ver con drogas.

Finalmente, la procuradora Ernestina Godoy aclaró que la investigación no ha concluido, y que se pretende agotar hasta que se confirme plenamente la responsabilidad de los detenidos y se identifique a más posibles implicados.

Foto propiedad de: Galo Cañas / Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.