El Plan de Negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex) incluye medidas que fortalecen sus finanzas y capacidad productiva, pero no resuelven los dos grandes problemas estructurales de la empresa que son el excesivo endeudamiento y la relativa elevada carga fiscal, señaló BBVA México. 

De acuerdo con un análisis elaborado por el área de Estudios Económicos de la institución financiera, es necesaria la reactivación de los farmouts o asociaciones estratégicas para posibilitar los incrementos significativos en la producción petrolera, considerados en el plan para los últimos tres años del sexenio.

“Las medidas anunciadas seguramente contribuirán a la estabilización de la producción de petróleo crudo, pero consideramos que la probabilidad de lograr incrementos significativos en dicha producción en tan corto plazo aún sigue siendo baja. Para hacer posibles tales incrementos insistimos en que se reactive el modelo de negocios basado en farmouts”.

En su opinión, las alianzas con privados permitirían que Pemex compartiera no solamente el riesgo exploratorio, sino también la inversión.

BBVA México expuso que el Plan de Negocios 2019-2023 está basado principalmente en más aportaciones de capital del gobierno federal y una reducción de la carga impositiva, con el objetivo de que Pemex invierta más recursos en los primeros tres años de la actual administración.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.