En México, el suicidio se ha convertido en la segunda causa de muerte entre los jóvenes de 15 a 29 años, según especialistas. Este problema de salud pública va a la alza año con año a nivel mundial y en gran medida es ocasionado por la sobreexposición a las redes sociales y la televisión, afirma un estudio.

Cuanto más pasan tiempo en redes sociales y viendo televisión, aumentan sus síntomas de depresión

La investigación, realizada por la Universidad de Montreal (UdeM), determinó que los síntomas de depresión en los adolescentes tienden a incrementar en la misma medida que prolongan su tiempo navegando en redes sociales y viendo televisión.

Dichos síntomas incluyen sentimientos de inutilidad y pensamientos recurrentes de muerte, precisó el estudio en el que participaron 3 mil 826 adolescentes canadienses con una edad promedio de 12.7 años.

Elroy Boers, autor principal de la investigación, precisó que esta situación tiene su origen en el tipo de contenidos que consumen los jóvenes, ya que si veían programas o estaban en sitios que alentaban a compararse con otras personas, tenían más probabilidades de desarrollar baja autoestima.

“Los medios sociales y la televisión son formas de medios que frecuentemente exponen a los adolescentes a imágenes de otras personas que operan en situaciones más prósperas, como aquellas con cuerpos ‘perfectos’ y un estilo de vida más emocionante o rico”, dijo Boers.

Los algoritmos de redes sociales promueven contenidos de acuerdo con el estado de ánimo

La investigación, publicada en el Jama Pediatrics, también encontró que medios sociales como Facebook, Twitter e Instagram, hacen que los individuos que ya presentan signos de depresión los experimenten de una manera más profunda, ya que entran en un “proceso espiral de refuerzo”.

“Las personas buscan y seleccionan información congruente con su estado de ánimo. Los algoritmos usados por la televisión y, en particular, las redes sociales, crean y mantienen un circuito de retroalimentación, sugiriendo contenido según su comportamiento de búsqueda y selección. Por lo tanto, cuanto más influye el estado depresivo en las opciones de visualización, se obtiene acceso a contenido similar […], manteniendo e intensificándose la depresión”.

Con base en estos resultados, los investigadores recomendaron a los padres regular el tiempo que sus hijos pasan frente a las pantallas y los motiven a realizar actividades físicas.

Foto propiedad de: Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.