El mandatario norteamericano Donald Trump dijo que no se encuentra contento con los cánticos de índole racista que algunos de sus seguidores han realizado en contra de la congresista demócrata de origen somalí Ilhan Omar.

En el marco de un acto de campaña realizado en el estado de Carolina del Norte, Trump de nueva cuenta arremetió contra un grupo de cuatro congresistas demócratas del ala progresista, entre las que se encuentran Alexandria Ocasio-Cortez y la propia Ilhan Omar.

En medio de sus críticas, un grupo de sus seguidores comenzaron a entonar el cántico “¡Mándenla de regreso, mándenla de regreso!”.

Pese a haber nacido en Somalia, Omar cuenta con la ciudadanía norteamericana desde los 17 años y ha vivido en Estados Unidos la mayor parte de su vida.

“No estoy feliz con eso”, señaló Trump en declaraciones a la prensa, además de señalar que ciertamente “intentará” detener los cánticos en sus próximos eventos de campaña.

Sin embargo, pese a sus comentarios, el mandatario norteamericano puede ser considerado el instigador de los cánticos, ya que apenas la semana pasada instó al grupo de opositoras a regresar a sus países ya que “odiaban” a los Estados Unidos.

El comentario de Trump le atrajo fuertes críticas tanto en medios como en la oposición de su país, e incluso el congreso emitió una resolución condenando los comentarios hechos por el presidente norteamericano en Twitter.

Trump posteriormente se defendió señalando que “no tiene un solo hueso de racismo” en su cuerpo, explicación que fue recibida con escepticismo.

El mandatario norteamericano señaló que no está contento con los gritos de índole racista dirigidos a la congresista demócrata Ilhan Omar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.