Un total de 233 migrantes continúan en las instalaciones de la Expo Guadalupe en lo que se resuelve su situación por parte de las autoridades federales. Las personas se encuentran resguardadas por elementos de Fuerza Civil, Protección Civil y del Instituto Nacional de Migración.

De acuerdo con el Secretario General de Gobierno, Manuel González Flores, este lunes podrán partir estas personas hacia sus lugares de origen para ser deportados. Las personas que se encuentran en este albergue improvisado reciben constantemente atención médica por parte de las autoridades. En el lugar se encuentran salvadoreños, guatemaltecos y hondureños de diferentes edades y sexo.

Según el personal del INM, las personas son llevadas a Veracruz, en donde son esperadas por otro autobús para ser trasladadas a Chiapas y de ser posible, a sus países de origen.

El pasado miércoles, ante la saturación de las oficinas del INM, se habilitó este espacio para cientos de migrantes detenidos en diversos operativos en el Estado. Miguel Perales, dijo que el trabajo que realiza Protección Civil es supervisar que el lugar cuente con las medidas de seguridad necesarias, así como su equipamiento adecuado para la estadía de estas personas.

Los migrantes fueron detenidos en diferentes operativos implementados por las autoridades de Nuevo León cuando patrullaban carreteras que convergen al estado. La mayoría de ellos salieron de su tierra en busca del sueño americano y viajaban ocultos en camionetas, camiones y tráileres.

Todos fueron llevados a las instalaciones del INM, pero debido a las malas condiciones del lugar el miércoles trataron de huir.

La sede del INM en Nuevo León actualmente está sin titular tras la renuncia, el martes, de Gabriela Zamora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.