El plan de negocios de Petróleos Mexicanos (Pemex), presentado la semana pasada, contiene una estrategia consistente con lo anunciado por el gobierno, pero que también implica riesgos importantes, afirmó S&P Global Ratings. 

En su artículo “Plan de negocios de Pemex: Vuelta en U puede ser una maniobra riesgosa”, señaló que este plan considera mayor apoyo por parte del gobierno federal, aumento en las inversiones de capital y disciplina financiera.

“Pemex está dando una vuelta en U al adoptar una estrategia que aumenta su exposición a los riesgos inherentes de la industria y también asume importantes riesgos operativos”, afirmó el analista de S&P de Pemex, Luis Manuel Martínez.

Además, abundó, el plan tiene un mayor enfoque sobre resultados de corto plazo y genera dudas sobre su sostenibilidad en el largo plazo.

S&P refirió que las calificaciones de Pemex reflejan su expectativa de una probabilidad casi cierta de apoyo extraordinario de parte del gobierno a la empresa, ante un escenario de estrés financiero.

La calificadora internacional de riesgo crediticio comentó que la plataforma estratégica del plan, el cual considera que no tiene mayores sorpresas, se mantiene consistente con la serie de anuncios que ha hecho el gobierno sobre materia energética, desde diciembre pasado.

Señaló que fundamentalmente, el plan descansa en tres pilares que son: mayor apoyo por parte del gobierno federal, aumento en las inversiones de capital, y disciplina financiera.