El escritor y periodista José Jaime Ruiz entrevistó al secretario general de la Confederación Revolucionaria de Obreros y Campesinos en Nuevo León, Félix Coronado Hernández. Una semblanza rápida esbozada por el propio dirigente sindical, que cuenta sus orígenes, su presente, y sus expectativas en el futuro.

El líder croquista cuenta cómo un jovencito, taxista involuntario, dejó el volante para conducir destinos desde un liderazgo juvenil que maduró en él, siempre dentro de esta central obrera. Reconoce la influencia decisiva de personajes ya legendarios dentro de la CROC de Nuevo León, como Eleazar Ruiz Cerda y Agustín Serna Servín. Apunta, no sin orgullo, el hecho de que la CROC de Nuevo León sea reconocida como el organismo sindical mejor estructurado.

Con amenidad y sencillez, describe cuáles son los objetivos de su liderazgo en la CROC y los compromisos que asume. Destaca, eso sí, tres prioridades: salud, vivienda y movilidad. Y no deja de señalar la poca disposición oficial para resolver un grave problema que la CROC conoce muy bien, y que la sociedad metropolitana padece muy mal: el transporte público.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.