El heroico acto de dos pequeños perros que se enfrentan a una de las serpientes más peligrosas del mundo, para salvar a la bebé de sus amos, fue captado por una cámara de seguridad, cuyo video se ha viralizado en redes sociales.

Uno de los perros notó la peligrosidad de la cobra y no dudó en atacarla

Todo inicia cuando una cobra logra entrar por los barrotes del patio a la casa de una familia, donde en ese momento se encontraba sola Sky, una bebé de un año, tomando una siesta.

Por fortuna, Miley y Moxey, dos perros salchicha que se encontraban en el área de juegos del inmueble, notan de inmediato la llegada del peligroso reptil y se abalanzan sobre él.

Primero, Moxey, el peludo blanco de dos años, intenta asustarla con ladridos y patadas, pero al notar la peligrosidad de la serpiente, Miley, de cuatro años y color negro, no duda en soltarle las primeras mordidas.

Desesperada por escapar, la cobra se dirige a la puerta principal de la casa, pero los perros trabajan juntos para alejarla, mordiéndole la cola y arrastrándola en dirección opuesta a la habitación donde dormía la bebé.

Los perros lograron matar a la cobra, pero quedaron gravemente heridos

Después de una pelea de dos minutos, la serpiente dejó de moverse y murió a causa de las heridas.

Trágicamente, Miley tampoco sobrevivió a los ataques, pues recibió varias mordidas de la cobra y pocos minutos después de matar a la serpiente, se desplomó en el piso.

Moxey, el otro perro, también sufrió graves consecuencias, ya que la cobra le escupió veneno en los ojos, provocando que perdiera la vista.

“No puedo agradecer a mis perros lo suficiente”: dueño

El padre de Skye, Jaime Selim, dijo que él y su esposa Pauie estaban trabajando cuando sucedió todo. Su hija estaba durmiendo en casa con una niñera, quien luego revisó las cámaras de seguridad para saber qué había sucedido.

Jaime dijo que las imágenes le sorprendieron y se sintieron “muy orgullosos de los perros”.

“No puedo agradecer a mis perros lo suficiente por proteger a mi bebé Skye. Los extrañaremos mucho”.

Los hechos sucedieron en Kidapawan, una ciudad de Filipinas, el 19 de enero de este año.

Foto propiedad de: Tomada de video / YouTube

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.