El subgobernador del Banco de México (Banxico), Gerardo Esquivel Hernández, consideró que el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI) no debe hacerse cargo por sí solo de la medición de la pobreza.

“El INEGI puede recopilar y procesar la información, pero los criterios metodológicos deben ser validados por otra instancia. En el caso de la pobreza, por el Coneval”, publicó en su cuenta en Twitter el integrante de la Junta de Gobierno del banco central.

En la conferencia de esta mañana en Palacio Nacional, el presidente Andrés Manuel López Obrador no descartó la desaparición del Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval), pues para medir la pobreza también se tiene al INEGI.

Al respecto, Esquivel Hernández opinó que el Coneval es mucho más que la simple medición de la pobreza, y refirió que este organismo evalúa el diseño, operación e impacto de la política social. “Su independencia y objetividad es crucial”, subrayó.

Mencionó que en la administración anterior hubo dos casos en los que la independencia del Coneval jugó un papel crucial, en la evaluación de la “Cruzada contra el Hambre”, caso en el cual alertó desde un principio sobre los múltiples problemas de diseño de dicha estrategia.

Así como que el Coneval fue la primera instancia que reaccionó ante un cambio en la metodología del INEGI para medir el ingreso.

Afirmó que este cambio hubiera roto con la continuidad y comparabilidad de las cifras de pobreza y habría generado una falsa y equivocada idea de reducción de la pobreza.

“Precisamente por esto último es que el INEGI no debe hacerse cargo por sí solo de la medición de la pobreza”, sostuvo Esquivel Hernández, uno de los cuatro subgobernadores actuales del Banxico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.