El dueño de Altos Hornos de México, Alonso Ancira, dice que, si no quieren la planta Agro Nitrogenados que vendió a Petróleos Mexicanos, que se la devuelvan, pues él paga los 260 millones de dólares que fue de la transacción: “Si no la quieren que me la devuelvan hoy y les pago los 260 mdd a la hora que quieran”.

El presidente del Consejo de Administración de AHMSA demás afirmó a Ciro Gómez Leyva que es un perseguido político del actual Gobierno que encabeza Andrés Manuel López Obrador. Comentó que “a lo mejor” están persiguiendo a funcionarios de Petróleos Mexicanos, que tal vez sí lo ameritan y “yo sólo fui un daño colateral”.

Altos Hornos pagó la fianza

Alonso Ancira también destacó que fue Altos Hornos la que pagó su fianza en España para obtener su libertad, toda vez que contaba con una póliza de seguro: “Lo pagó Altos Hornos, porque hay una póliza de seguro que garantiza cubrir los gastos en caso de algún problema legal”.

El empresario está en aquella nación, sujeto a un proceso de extradición luego de ser detenido el 28 de mayo por la Interpol.

Les pago los 260 millones por Agro Nitrogenados

Alonso Ancira es requerido en México para que responda por la venta a Pemex, durante la administración de Emilio Lozoya, de la planta de fertilizantes Agro Nitrogenados, por la que, según las autoridades, se pagó un sobreprecio y no se tomó en cuenta que se trataba de una planta “chatarra”.

Al respecto, el empresario comentó que si el Gobierno no quiere la planta de Agro Nitrogenados, que se la devuelvan y él se las paga.

Dijo que la operación fue por 270 millones de dólares, pero todavía le deben 9 millones: “Entonces les pago los 260 millones y lo que puedan demostrar que invirtieron”.

El dueño de Altos Hornos consideró que el presidente López Obrador está perdido con las cifras de compra venta de Agro Nitrogenados: “Según el presidente valía 50 millones de dólares y el puro muelle valía 150; la valuación iba de los 400 a los 320 millones de dólares. Pemex todavía me debe 9 millones”.

En unos meses se caerá la acusación

Alonso Ancira cree que en dos o tres meses se caerán las acusaciones en su contra, ya que en la investigación hay 90 hojas de Lozoya y solo dos en donde lo mencionan: “No hay elementos de delito, no hay nada de lo que están diciendo”.

En Radio Fórmula, el empresario además afirmó que fuera Estados Unidos quien solicita su extradición la hubiera aceptado.

Ello, luego de que el pasado 12 de julio, se dio a conocer que Alonso Ancira es investigado por la Administración para el control de Drogas de EU (DEA) por supuesto lavado de dinero: “Si me dicen que me puedo ir a Estados Unidos me voy y me allano. Yo pedí que me extraditaran allá, a mi país de origen”.

El dueño de Altos Hornos aseguró categórico: “Si me consiguen mi pase, me allano mañana y me voy para allá (…) Necesitaría que me fallara la cabeza para aceptar la extradición a México”.

Foto propiedad de: Juan Pablo Zamora/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.