Grupos de talamontes están devastando una de las zonas boscosas más importantes del país: el bosque de agua de las Lagunas de Zempoala, que agrupa zonas boscosas de la Ciudad de México, Morelos y Estado de México. El noticiero En Punto, de Televisa, acudió al municipio de Ocuilan y logró documentar cómo actúan estos grupos que operan ya como el crimen organizado.

“Entre 300 a 500 árboles diarios están siendo derribados”

Según documentó En Punto, personas con sierras eléctricas derriban pinos en la comunidad de San Juan Atzingo, parte del área natural protegida Parque Nacional Lagunas de Zempoala. En otro video, grabado en junio pasado, se logra apreciar cómo los talamontes sacan los árboles de esta área natural a través de camiones. Todo a plena luz del día.

Misael Zamora es un indígena tlahuica originario de San Juan Atzingo. Desde hace dos décadas, su familia se dedica a cuidar estos bosques y a denunciar a grupos de talamontes que operan en el área natural protegida Parque Nacional Lagunas de Zempoala: “Actualmente la tala ocupa una etapa demasiado fuerte, se calcula que entre 300 a 500 árboles diarios están siendo derribados por aproximadamente 200 personas”.

Con halcones y armas de fuego, actúan como el crimen organizado

Asegura que en las comunidades vecinas de Santa Lucía y Santa Martha se concentran la mayoría de los talamontes de la zona.

“Es una empresa bien organizada, empresa delictiva, porque ya traen desde un carro de lujo, ya gozan de halcones sobre la carretera en parajes específicos, traen radios de comunicación de muy alta tecnología, armas de fuego, camionetas todo terreno”.

A 20 minutos de San Juan Atzingo, está el paraje “El Poleo”, una zona donde los talamontes trabajaron hace poco, explican los pobladores del lugar.

Talan y preparan la madera en el mismo bosque; ninguna autoridad los molesta

“Por los residuos que dejan, el árbol fue procesado en este mismo lugar. No bajan la madera en rollo, aquí mismo trabajan. Fíjate el tamaño del descuido por parte de las autoridades correspondientes. Les dan tiempo hasta para elaborar la madera aquí, cuando es un área que tiene que estar en constante vigilancia”.

También denuncian que las pruebas de la tala ilegal están a la vista. Desde el aire se aprecia en la comunidad de Santa Lucía bodegas donde existe gran cantidad de madera. Aseguran que son aserraderos clandestinos que actualmente están operando.

“Hoy hay maquinaria muy sofisticada y tienen aserraderos clandestinos. Por eso es que hoy en día la cantidad que ellos devoran es mayor que en tiempos pasados se hacía, mucho mayor”.

Las autoridades reconocen estar rebasadas por los talamontes

Las autoridades municipales explican que están rebasadas para combatir a los talamontes, pues cuentan apenas con 12 patrullas y 50 policías.

“Han lesionado a policías, los han balaceado, han destruido patrullas. Si subes te van a atacar, te van a golpear, te van a secuestrar como ha pasado”, Félix Alberto Linares, Presidente Municipal de Ocuilan, Edomex.

El alcalde viaja en una camioneta blindada luego de que el 3 de julio pasado sufriera un atentado a balazos, del que responsabilizó a los talamontes: “Creo que le estamos pisando donde más les duele al delincuente, que es en la economía y cuando eso sucede casi siempre reaccionan con violencia”.

Piden ayuda de la Guardia Nacional

En sus redes sociales, Linares ha denunciado la actividad de talamontes en su municipio. Hace dos semanas organizó marchas y plantones para exigirle a las autoridades patrullaje de la Guardia Nacional y programas sociales federales en la zona.

“Sí necesitamos la presencia de efectivos para detener este problema. A la mayoría de ellos que se dedican a talar, con 2 mil pesos que se les dé a la semana derivado de una chamba que ellos hagan, de verdad están tranquilos y va a disminuir el impacto”.

Foto propiedad de: Tomada de video / Noticieros Televisa

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.