Las imágenes en las que se muestran a un hombre afroamericano que, tras ser arrestado por policías en Galveston, fue atado de las manos y obligado a caminar de lado de los oficiales abordo de sus caballos, han causado indignación.

De acuerdo con lo informado por medios locales, luego de ser detenido y esposado por los elementos de la policía montada, Donald Neely fue amarrado con una soga, con la cual se le obligó a caminar hasta una estación policiaca cercana.

El hecho ocurrido el pasado sábado, en la ciudad ubicada en Texas fue grabado en video por habitantes de la zona y tras ser difundido en redes sociales, las autoridades locales emitieron un mensaje para disculparse por el actuar de los oficiales.

Por medio de un comunicado de prensa, el jefe de la policía en dicha ciudad, Vernon Hale indicó que, si bien el método usado por los agentes se trata de una práctica a la que se recurre en ciertas ocasiones, el caso demuestra una evidente falta de criterio.

Se eliminará de reglamento el polémico método de arresto

Así lo indicó Hale al destacar que, en todo caso, los oficiales bien pudieron esperar al arribo de una patrulla para que tras realizar el arresto del hombre de 43 años, éste fuera llevado a bordo de la misma.

De la misma forma, el jefe de la dependencia destacó que los agentes protagonistas del hecho, Patrick Brosch y A. Smith, detuvieron a Neely por el delito de invasión a la propiedad privada, sin embargo, afirmó que no se trató de un acto de mala intención.

Además, aseguró que, tras analizar los hechos, se determinó eliminar del reglamento el polémico método de arresto, sin embargo no precisó si por el caso los policías fueron sancionados.

Sobre el incidente, Christin Neely, hermana del hombre detenido, declaró que él es padre de ocho hijos, de quienes detalló, no cuentan con un hogar y padece enfermedades mentales.

Con información de EFE

Foto propiedad de: Especial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.