En dos hechos distintos, policías de Cadereyta y Fuerza Civil fueron atacados a balazos y sólo las patrullas resultaron dañadas, mientras que los delincuentes lograron escapar. Los miembros de la delincuencia organizada utilizaron picos poncha-llantas para poder darse a la fuga, sin que hasta el momento se supiera de su paradero.

El primer ataque se registró la tarde del jueves sobre el Libramiento Alfonso Domínguez, a la altura de la Colonia Santa Lucía. De acuerdo con las primeras versiones del caso, los elementos fueron atacados a balazos por tres pistoleros que se desplazaban en un vehículo Sonic, color blanco, con matrícula XSW-041-A. Tras la agresión a tiros los responsables se dieron a la fuga a toda velocidad hacía la carretera a San Mateo-Juárez.

Una fuente dijo que los delincuentes abandonaron el vehículo blanco en una brecha conocida como Las Torres, para luego seguir su camino aparentemente en un vehículo Jetta color azul.

Al lugar de la agresión arribaron policías de Fuerza Civil, agentes de la Policía Ministerial quienes iniciaron las investigaciones del caso. Los efectivos policiales localizaron el automóvil Sonic en el cual huían los delincuentes, mismo que resguardaron para realizar el chequeo correspondiente.

La patrulla 514 de la Policía de Cadereyta, presentaba varios impactos de arma de fuego y por fortuna no hubo heridos.

Atacan a policías en Sabinas Hidalgo

Enfrentamiento a balazos entre elementos de Fuerza Civil con miembros de la delincuencia organizada, dejó como saldo patrullas averiadas y por lo menos tres vehículos abandonados, en Sabinas Hidalgo. La balacera ocurrió a la altura de la brecha “Watempo” ubicada sobre la carretera Sabinas-Paras, en el mencionado municipio.

Una fuente allegada a los hechos dijo, que los policías estatales realizaban labores de vigilancia en la citada brecha. Al percatarse de la presencia de hombres armados e incluso en una camioneta los delincuentes llevaban artillada un arma larga en el capacete, fueron atacados a balazos. Policías estatales respondieron a la agresión, pidiendo el apoyo por medio de la radio frecuencia a sus compañeros.

Durante la persecución a balazos los delincuentes lanzaron picos de los llamados poncha-llantas, lo cual hizo que algunas patrullas perdieran los neumáticos. La fuente señaló que sobre la brecha los sicarios dejaron tres vehículos, dándose a la fuga hacia Nuevo Guerrero, Tamaulipas.

Se dijo que la patrulla 2130, presentaba por lo menos tres impactos de arma de fuego y dos patrullas más con los neumáticos averiados. En los dos casos de agresión a policías, no se logró la detención hasta el momento de los agresores, quienes son buscados en brechas de los municipios aledaños.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.