Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, propuso una receta ‘milagrosa’ a favor del medio ambiente: “hacer caca día sí, día no”, dijo en tono burlón a la pregunta de un periodista que le cuestionó sobre su conservación.

El ultraderechista quien es además un escéptico respecto al cambio climático se mofó de la pregunta que le lanzó el periodista sobre la posibilidad de conciliar el crecimiento económico y la preservación del medio ambiente frente al desafío que supone alimentar a la población mundial que crece día a día.

“Basta con comer un poco menos. Me estás hablando de una contaminación ambiental. Sólo con hacer caca día sí, día no, mejoraremos bastante nuestra vida”.

Bolsonaro no toma en serio el cambio climático

El presidente brasileño cuestionó las cifras oficiales que muestran la deforestación de la selva amazónica durante los últimos meses en 2019, más de 90 por ciento en junio y 278 por ciento en julio con respecto al mismo periodo de 2018, recoge AFP.

Incluso hizo una sátira con respecto al apelativo con el cuál es conocido fuera de Brasil: “Capitán Motosierra”, debido a la percepción que de él se tienen en el extranjero.

Bolsonaro acusó de “malos brasileños” a quienes, dijo, emprenden campañas mediante números falsos en contra de la Amazonia, lo cual llevó a la destitución del director del Instituto de Investigaciones Espaciales, mismo que publica los datos sobre deforestación con base en las observaciones satelitales.

El presidente brasileño, Jair Bolsonaro, se mofó del cambio climático y propuso “hacer caca día sí, día no” para cuidar medio ambiente.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.