La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos (CBP) informó que ha iniciado una investigación, tras el incidente ocurrido en el Río Bravo, donde agentes de la Patrulla Fronteriza fueron atacados a disparos desde el lado mexicano.

La dependencia indicó en su página web oficial que agentes de una unidad marina de la Patrulla Fronteriza que circulaba cerca de la localidad de Fronton, Texas, vieron del lado mexicano a cuatro hombres con armas automáticas que les dispararon en más de 50 ocasiones.

La CBP precisó que ninguna persona resultó herida tras el ataque, aunque el bote de la Patrulla Fronteriza recibió varios impactos de bala.

Tras el percance, la cancillería mexicana lamentó la agresión y se comprometió a colaborar con las autoridades estadunidenses para identificar a los responsables.