Por Jorge Narváez.

Tal parece que Nahuel Guzmán, portero de Tigres, regresó a ser el segundo mejor guardameta en la Liga MX ante el regreso de Guillermo Ochoa al fútbol mexicano. Ser seleccionado y sumar minutos automáticamente lo hace destacar en el torneo a pesar de que todavía no suma los minutos.

Fue el mismo efecto de Gignac, aún no jugaba y ya era considerado el mejor jugador de Tigres, y con el tiempo demostró que es el mejor extranjero que ha llegado al fútbol mexicano. Eso mismo deberá demostrar Ochoa cuando regrese y tendrá su primer partido con el América.

Pero a Nahuel poco le interesa ser el número uno, pues él está concentrado en lograr títulos con el equipo felino y hacer una buena actuación para seguir recibiendo llamados a la Selección de Argentina.

Siempre la competencia es buena pues así el fútbol cumple su objetivo: dar un buen espectáculo para los aficionados.

Memo llega el lunes a la Ciudad de México para someterse a las pruebas de rigor, y tras recibir los resultados, de inmediato entrenará con los preparadores físicos; mientras que el equipo se alistará para las semifinales de la Leagues Cup.

Al ser mexicano, su adaptación no será complicada, pues a pesar de llegar desde Europa está acostumbrado a las condiciones meteorológicas del país y además ya jugó con el América y Miguel Herrera.

Será cuestión de tiempo para ver las atajadas de Ochoa y ojalá en México pueda dar mejores resultados y revertir el récord que logró en el viejo continente: ser el portero más goleado. Por lo pronto Nahuel es el mejor portero hasta que Memo se instale bajo los tres postes.

Fotografía propiedad de: Mexsport/ Oncediario

@soyjorgenarvaez

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.