Reportes de medios oficialistas de China señalan que Estados Unidos es la “mano negra” detrás de las protestas de ciudadanos en Hong Kong, misma que se ha extendido varias semanas.

Reportes difundidos en el diario China Daily, medio oficialista que publica mensajes que representan el pensar de la clase gobernante en el país asiático, apuntó al gobierno de los Estados Unidos como la “mano negra” detrás de las protestas recientes en Hong Kong.

El mensaje apareció después de la difusión de una imagen de Julie Eadeh, jefa de la unidad política del consulado general de Estados Unidos en Hong Kong, reuniéndose en un hotel con miembros prominentes de la oposición al gobierno con sede en Beijing.

De acuerdo con el Wall Street Journal, los medios oficialistas chinos señalaron directamente a Eadeh como una “experta en subversión” con experiencia en Irak.

La cadena CCTV también señaló que la Agencia Central de Espionaje (CIA) de los Estados Unidos tiene antecedentes de instigar las llamadas “revoluciones de color”, mismas que ocurrieron en algunas exrepúblicas soviéticas y otros países durante la década pasada.

De forma directa, funcionarios del gobierno en Beijing señalaron que las protestas que actualmente ocurren en Hong Kong tienen las características de las llamadas revoluciones de color.

Las acusaciones contra Estados Unidos por su presunta responsabilidad en las protestas contra las autoridades chinas en la ciudad se arreciaron luego de más de dos meses de protestas de ciudadanos contra el gobierno central de la potencia asiática.

El tiempo se agota para el gobierno chino, que espera celebrar la séptima década de la fundación de la República Popular de China sin ningún tipo de conflicto dentro de sus fronteras.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.