Mujeres de la Ciudad de México protestaron la tarde de este lunes 12 de agosto de las instalaciones de la Secretaría de Seguridad Ciudadana a la Procuraduría General de Justicia, ambas locales, por los recientes casos de violaciones sexuales en contra de adolescentes por parte de policías.

Desde las 13:00 horas, contingentes de mujeres comenzaron a congregarse a las afueras de la SSC en la colonia Juárez, donde antes de partir gritaron consignas diferentes consignas y exigieron justicia por la violencia contra las mujeres en la capital. Integrantes de la protesta también plasmaron mensajes en las paredes de la dependencia.

Mientras los contingentes se organizaban, el secretario de Seguridad Ciudadana, Jesús Orta, salió y entre la multitud de gente y medios de comunicación, afirmó que el caso de 4 policías denunciados por la violación de una adolescente de 17 años en Azcapotzalco “todavía no se cierra”. Luego regresó a las instalaciones pues se le arrojó diamantina rosa en la cabeza.

Alrededor de las 14:00 horas, la marcha que tenía por lema “No me cuidan, me violan”, avanzó con rumbo a las oficinas de la Procuraduría capitalina. Durante el trayecto, que abarcó avenida Chapultepec, Dr. Río de la Loza hasta la calle Gabriel Hernández, las manifestantes expresaron su hartazgo por la inseguridad que viven las mujeres.

Cuando arribaron a las instalaciones de la PGJ-CDMX, comenzaron a gritar y exigir justicia no sólo por los 3 últimos casos conocidos, sino por todas las víctimas de violencia, pues refirieron que en son revictimizadas y “nadie nos cree”. En algún momento, una cabeza de puerco fue colgada junto en la entrada de la dependencia.

Indignación y hartazgo por inseguridad

Ya en la Procuraduría, varias manifestantes tomaron la palabra para expresar la indignación por la actuación de las autoridades ante casos de violencia contra las mujeres y hartazgo “por no poder ser libres”. En todo momento se escucharon gritos en contra de los policías, en contra del sistema de justicia y de apoyo para las víctimas.

Norma Andrade, madre de una mujer víctima de feminicidio en Chihuahua y fundadora de la organización Nuestras Hijas de Regreso a Casa, se dijo indignada con las autoridades, pero también con los medios de comunicación que, de acuerdo con su testimonio, filtran información confidencial de las víctimas.

Fotografía propiedad de: archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.