Alejandro Moreno, “Alito”, asumió como presidente nacional del PRI y llamó a la unidad y congruencia entre los militantes para recuperar la confianza de los mexicanos y volver a triunfar en las elecciones.

Al dirigir un mensaje después de tomar protesta como presidente del Comité Ejecutivo Nacional del organismo político, junto con Carolina Viggiano como secretaría general, Moreno Cárdenas llamó a la más grande reforma en la historia del partido, a fin de constituirlo como la mejor opción para los mexicanos.

“Una reforma que actualice el pacto social con nuestros sectores y organizaciones, una reforma para los priistas y para que las candidaturas se consigan con la gente y no en los pasillos de las oficinas”.

Alejandro Moreno Cárdenas planteó que el verdadero partido satélite que hay en México es Morena porque gira en torno de una sola voluntad.

Por ello exhortó a la militancia del partido tricolor “a demostrar de qué están hechos los priistas” y consideró que representan la oposición “más digna” del país.

“Que quede muy claro: los priistas tenemos que lograr que los mexicanos volvamos a creer fuerte en nuestro país”.

Subrayó que las recetas del pasado ya no sirven para el futuro y el México del mañana no puede estar marcado por los homicidios, la incertidumbre económica y la pobreza.

Asegura “Alito” que el PRI no le debe nada a nadie

Destacó la legitimidad del proceso electoral interno que lo llevó a la dirigencia nacional del PRI a través de la voluntad de miles de priistas que votaron por la fórmula que formó con Carolina Viggiano.

“Lo digo y lo reitero con absoluta claridad para que nadie se equivoque: no debemos nada a nadie, lo único que debemos de nuestra dirigencia es el apoyo y el respaldo de toda la militancia priista de nuestro país”.

Sostuvo que con esa legitimidad se plantarán con libertad, con dignidad, con fortaleza y con mucho carácter a quienes hoy tiene el poder de la República.

En su discurso expuso que no creen en la militancia de ocasión, ni mucho menos en las militancias de conveniencia que una vez cumplido sus afanes personalistas pretenden dividirlos.

Alejandro Cárdenas triunfó en la elección del pasado 11 de agosto con el 87 por ciento de los votos. Su más cercana perseguidora, Ivonne Ortega, obtuvo menos del 10 por ciento de los respaldos y esta semana anunció su renuncia al PRI, al señalar una supuesta manipulación e intervencionismo en el proceso.

Con información de Notimex

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.