La ex titular de la Secretaría de Desarrollo Social, Rosario Robles Berlanga, está tranquila en el penal y participa activamente en su defensa. Así lo subrayó su abogado Julio Hernández Barros, quien consideró que es bueno que la también extitular la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano se involucre, porque nadie mejor que ella conoce su asunto.

“Y también como terapia para que esté pensando en cosa positivas”.

Su familia no la ha dejado ni un segundo

El pasado 13 de agosto, un juez vinculó y a proceso a Rosario Robles por un uso indebido del servicio público cuando estuvo frente de la Sedatu y la Sedesol y ordenó dos meses de prisión preventiva para que se concluya la investigación complementaria.

En este proceso, la ex secretaria de Estado ha estado acompañada en todo momento por su familia, “que no la ha dejado un segundo sola”. Además, Robles Berlanga se encuentra tranquila, dijo el abogado: “Por supuesto, más preocupada por su proceso penal que en atender a su familia”.

Comentó que cuando la visitó en el penal de Santa Martha Acatitla, donde se encuentra, la exfuncionaria estaba haciéndose cuestionamientos: “Estaba estudiando el asunto, me estaba pidiendo papeles. Está participando muy activamente en su defensa”.

Queja del juez que lleva el caso Rosario Robles

Hernández Barros también comentó, en Radio Fórmula, que este lunes 19 de agosto se presentará una recusación y queja en contra del juez Felipe de Jesús Delgadillo Padierna, quien lleva el caso.

En este sentido, comentó que la recusación se presentará en el Reclusorio Sur, en tanto que la queja en el Consejo de la Judicatura Federal.

El juez de control determinó aplicar el delito de Robles Berlanga como agravado por haber sido continuo en prácticamente todo el sexenio pasado.

Motivos de la queja al juez

Julio Hernández indicó que el motivo de los recursos, son: por “el parentesco que tiene el juez con Dolores Padierna y su esposo René Bejarano.

Ambos, dijo, “desde 2004 han manifestado el rencor y odio, y ahora hasta el beneplácito por la prisión de Rosario Robles”.

Además, Delgadillo Padierna, ha insultado a la defensa y “nos ha privado de la posibilidad de expresar nuestros argumentos en los tiempos que nos tocaba hacerlo.

“Incluso amenazó a uno de los abogados del equipo de la defensa con correrlo de la sala o con arrestarlo, por el simple hecho de hacer valer el derecho de hablar en los momentos que le tocaba hacer”.

Prevén llevar caso a la CIDH

Además, dijo que están haciendo del conocimiento de la Comisión Nacional de Derechos Humanos que la medida de prisión preventiva justificada, en casos como Rosario Robles en donde se cumplieron todos los requisitos, es una contradicción al mundo del Derecho.

“Un retroceso a las épocas inquisitoriales de la Edad Media, donde un juez de estado determinaba prácticamente lanzar a la hoguera a la persona sin ninguna prueba”.

Previó, incluso, acudir ante la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos.

“No nos vamos a quedar ahí (CNDH), vamos a ir a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos”.

Fotografía: Arturo Pérez/Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.