Por Francisco Tijerina.

“Yo al súper lo más que llevo

es la lista que me da mi mujer”

Yomero

Voy a surtir el mandado pocas veces, pero cuando voy nunca me fijo en cómo ando vestido ni me “emperifollo” para que me vean.

No entiendo, lo digo de verdad, cómo es que alguien puede acudir al comprar cosas del mandado cargando un Rolex de 25 mil dólares, cadenas de oro y anillos como si fuese a una fiesta en el Campestre.

Así son mis vecinos de San Pedro, presumidos hasta la pared de enfrente y tercos como una mula.

El sábado asaltaron a un hombre cuando salía de un supermercado en los límites de San Pedro y Monterrey y a punta de pistola lo despojaron de su reloj, una cadena de oro y un anillo.

Lo grave, lo triste y lo preocupante es que no es la primera ocasión en que ocurre un atraco así en el mismo lugar y a la misma hora.

Lo anterior lo único que confirma son dos cosas: que son los mismos ladrones y que nuestras autoridades no aprenden o les vale un cacahuate. Pero también los ciudadanos por no informarse y no enterarse de que, si vas a ese sitio un fin de semana a mediodía enjoyado y enrelojado, de seguro te van a sacar un susto.

“Cada cosa en su lugar y a su tiempo” dice el refrán y en estos tiempos portar alhajas lujosas o relojes finos, es una invitación para que te asalten o te secuestren. No entenderlo es una absoluta estupidez.

Sí, nuestras autoridades deberían protegernos, pero bien haríamos también nosotros en no andar tentando a la mala suerte y evitando esa maldita costumbre y manía de andar presumiendo lo que tenemos y a veces hasta lo que no.

Sé de alguien a quien mataron por robarle una magnífica imitación de un reloj que le costó mil pesos, pero era feliz presumiendo su reloj, hasta que a un ratero le pareció bueno.

Cuidarnos no está de más y mantener un bajo perfil es parte de las cosas que debemos hacer. Ya habrá fiestas, bodas y demás donde podamos presumir lo que tengamos.

Yo me pondré mi viejo “Mickey Mouse” que tengo desde niño y que aún sigue funcionando.

ftijerin@rtvnews.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.