El Gobierno federal busca hacer de policías municipales “súper” agentes, luego de que por años han sido el eslabón más débil de la cadena de justicia.

Según lo plantea el Modelo Nacional de Policía, a las tareas de cumplir con las tradicionales funciones de vigilancia y patrullaje estratégico, mantenimiento del orden, así como trabajo de proximidad, entre otras, se suma:

Tener capacidades de investigación, reacción, análisis e incluso que puedan recibir denuncias.

Insuficiente que policías sólo sean vigilantes

De acuerdo con Reforma, para el Modelo, diseñado por el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública, es insuficiente que la visión de la Policía como vigilante de las calles y persecutor de delincuentes sorprendidos en flagrancia.

En este sentido, considera que urge que la Policía asuma un rol proactivo y mucho más estratégico para contener, prevenir y reducir los problemas de seguridad y de convivencia.

Tras ser avalado en las conferencias nacionales de seguridad y justicia, el Consejo Nacional de Seguridad aprobó el Modelo el pasado 9 de julio.

Espacios físicos para la atención de las víctimas

Según el Modelo, se establece la construcción o adaptación de espacios físicos para la atención de las víctimas del delito, los cuales generen un entorno de confianza y faciliten la interacción entre ciudadano y autoridad.

Esos espacios deberán incluir áreas para la atención médica, jurídica y psicológica, así como ludoteca, señala.

En la atención a la víctima se le debe acercar los servicios psicológicos, jurídicos, médicos y de trabajo social.

El CNSP aprobó que las Policías municipales además deban habilitar mecanismos de recepción de denuncias, a través de estaciones fijas y móviles.

Objetivo de las ‘súper’ policías

El Modelo indica que el objetivo es reducir la cifra negra de delitos e implementar intervenciones más efectivas en los focos de criminalidad.

Eso implica que sea creado y se adopte un formato de denuncia, acordado con la Fiscalía, para el registro de los delitos que las víctimas reporten a la Policía Municipal.

“Esta estrategia permitirá, además de reducir la cifra negra, incrementar la cantidad y calidad de información que tiene la Policía sobre los problemas de seguridad”.

Fotografía: archivo/ Cuartoscuro