PRI y PAN han comenzado a planear su estrategia para arrebatar al Movimiento Regeneración Nacional Cámara de Diputados en 2021. Y para ese fin, se comunicaron el pasado domingo 18 de agosto, Alejandro “Alito” Moreno, nuevo líder del Partido Revolucionario Institucional y Marko Cortés, presidente de Acción Nacional. Así lo revelaron fuentes al periodista Carlos Loret de Mola, a quien detallaron que la comunicación fue por teléfono.

Alianza electoral

Aunque esas elecciones parecen lejanas, ambas fuerzas políticas ya han comenzado a tener contacto ante el grado de dificultad de la operación político-electoral que se proponen.

En su columna “Historias de reportero”, Loret de Mola señala que los dirigentes plantearon que ambos partidos hicieran un mapa electoral común de los distritos electorales que van a estar en juego en 2021.

Con este planteamiento se prevé definir las preferencias electorales y “a partir de ahí, negociar una alianza electoral de facto”, se indica.

Así funcionaría la alianza PRI-PAN

De acuerdo con el texto titulado “El telefonema del domingo, el plan para minar a AMLO”, el plan consiste en que “donde el PAN sea más competitivo frente a Morena, el PRI postule a un candidato gris que no le quite votos al PAN, y viceversa”.

El objetivo principal es que “el ciudadano anti-AMLO o anti-Morena tenga una opción clara de votación, y no competirse entre ellos”.

Loret señala que la intención de los dos partidos es sumar a este plan a Movimiento Ciudadano, así como a lo que queda del PRD y a cualquier fuerza política local o nacional que pretenda hacerle frente al presidente Andrés Manuel López Obrador y su partido.

Antes de la llamada entre Alejandro Moreno y Marko Corté, PAN y PRI habían estado bosquejando un mapa con esas características, indica el reportero.

La esperanza del PRI y el PAN

El periodista resalta en su texto que PRI y PAN tienen esperanza en que, si bien López Obrador obtuvo el 53 por ciento de la votación el año pasado, su partido en el Congreso obtuvo aproximadamente 35 por ciento.

Además, dados esos porcentajes de votación, “les resulta central mantener el bloque opositor en el Senado e impedir a toda costa que el presidente organice su consulta de revocación de mandato en coincidencia con la fecha electoral de 2021 (les parece más fácil ganarle a Morena que al presidente)”.

El proyecto está en pañales

“El proyecto está aún en pañales”, indica Carlos Loret de Mola, quien señala que hace falta también avanzar en la construcción de confianza entre ambas dirigencias.

“Sobre todo porque el PAN ya se posicionó como el anti-AMLO y la percepción es que el nuevo líder priista llegó al cargo con la bendición del presidente”.

El periodista además pide tomar en cuenta que, si se ponen de acuerdo los dirigentes nacionales, deberán convencer a sus gobernadores, “cuya mayoría no quiere meterse a las patadas con el presidente que tiene tanta popularidad y maneja tanto presupuesto”.

Fotografía: Mario Jasso/Cuartoscuro

PRI y PAN han comenzado a planear su estrategia para arrebatar a Morena Cámara de Diputados en 2021

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.