El Senador Samuel García hizo llegar más pruebas contra el gobernador Jaime Rodríguez que sumarían tres delitos más. Aseguró que el Mandatario miente al decir que no fue notificado y que desconoce la acusación en su contra.

El legislador mostró documentos de la Sala Superior donde vienen las partes que acudieron al juicio y aparecen los 572 servidores públicos, Jaime Rodríguez Calderón por su responsabilidad directa y el denunciante Samuel.

“Ya los tres fuimos notificados, fuimos a juicio, ya la autoridad superior, porque en materia electoral no llega a la Corte, la autoridad máxima es la Sala Electoral, ya resolvió sobre la responsabilidad de Jaime Rodríguez, confirmó y robusteció lo que dijo la Sala Especializada que estableció que en el caso de materia de controversia versa sobre la indebida utilización de recursos públicos con fines electorales”, precisó el legislador que es la sanción que le puso la Sala Especializada.

Agregó que el mandatario se quejó que no era responsable de ello, pero la Sala Superior le respondió que se acreditaron los hechos y la responsabilidad de quienes forman parte de la administración pública estatal en la comisión de una infracción electoral que implica la inobservancia de la Constitución y por consecuencia la responsabilidad de quien ejercer las funciones.

Samuel García explicó que esta sentencia fue hace un año, el 30 junio de 2018, en la que perdió y perdió el argumento de fondo donde lo hicieron responsable de la conducta.

“No sólo eso, ya peleó y alegó que el Congreso no es su superior jerárquico, pero la Sala Superior le resolvió que conforme a los precedentes y a la interpretación de la Constitución, que es el Congreso del Estado el superior jerárquico, porque como la infracción es desvío de recursos públicos, el Congreso es el encargado de vigilar el uso de los recursos públicos del Ejecutivo”.

Samuel García dijo que el fondo ya está ganado porque es cosa ya juzgada. Infracción grave por desvío de recursos en campaña electoral. Dijo que lo menos que se pudiera hacer con esto es una destitución, y que la Sala Superior dijo como sancionarlo, por procedimiento sumario, por mayoría simple, darle días de audiencia y de pruebas y alegatos, terminando eso sancione.

“Por eso yo estoy convencido que en octubre lo tenemos que quitar”.

El legislador federal resaltó que el programa público que más firmas le dio a Jaime se llama Aliados Contigo y cuando el INE mandó auditores para que comparecieran los servidores públicos fue la Secretaría de Gobierno la que más intervino en la cual 200 de Aliados Contigo confesaron y mostraron audios y videos donde los obligan a juntar firmas o los corrían.

“Los obligaron a ponerse gorra y chaleco de El Bronco, cuyo objetivo era 200 viviendas por semana, lo cual demuestra que hubo coacción para juntar firmas”.

Además de los delitos que había presentado que son lavado de dinero, empresas fantasma, compra de firmas, credenciales falsas con esta sentencia se acreditan otros tres delitos que son en contra del patrimonio del estado, coalición y peculado.

Dijo que cada vez está entregando más elementos para que quede bien clara la vía, y dijo que hay una confusión que puede ser meditada y planteada con alevosía, algunos diputados dicen que procede juicio político, la sentencia dice que es infracción electoral que ya se juzgó y se tiene que sancionar antes del 20 de diciembre, o los destituye por desacato.

Advirtió independientemente de cómo voten, porque para este dictamen se requiere mayoría simple que es la mitad más uno de los presentes.

“Si ese día no va una fracción o no va la mitad no importa, para poner al sustituto la Constitución señala que es mayoría absoluta y secreta es decir 22 de los 42 con urna cerrada”.

“Si en septiembre, octubre o noviembre el Congreso se equivoca de vía o pone una multa, yo como promovente tengo todo el derecho de ir a Sala Superior donde se acreditó desvío de recursos en materia electoral, eso es destitución y el Congreso puso apercibimiento, lo que sería desproporcional y los obligaría a que lo hagan”.

1 COMENTARIO

  1. Si se hubiera robado un kilo de barbacoa ya estaría preso, pero como falsificó firmas, alteró facturas, jinetea el dinero del gobierno del estado, acosa y amenaza los trabajadores, aumentó el sueldo a su suegra y a sus consentidos y muchas cosas más, por eso no ha pisado la cárcel, muy mal con eso que llaman “justicia”…

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.