El Tribunal de Chihuahua abrió un juicio contra una trabajadora por un presunto intento de robo de 54 pesos en queso y mantequilla, por el cual el órgano de justicia ha desembolsado 70 mil pesos.

Edith Romo de 32 años, quien era auxiliar de intendencia y cocina en el Poder Judicial con un sueldo de 4 mil 800 pesos al mes, además de madre soltera de tres hijos y estudiante de Derecho, fue acusada de robo agravado tras supuestamente intentar llevarse un cuarto de barra de mantequilla y un cuarto de queso.

Según su abogado, Gabriel Vidaña, su cliente señala a su jefa directa por acoso y hostigamiento laboral luego de un despido injustificado, lo cual derivó en investigaciones por parte del departamento de Recursos Humanos del Tribunal, quien a la fecha ha celebrado tres audiencias.

La jueza que lleva el caso, Nora Espino, solicitó a las partes que concilien, pues a la acusada se le ha dado un trato de delincuente por una falta que no llegó a cometerse, recupera El Universal.

Delito de robo se fabricó para encubrir despido injustificado

El abogado dijo que la versión de la parte acusadora se trata de un intento de intimidación hacia la trabajadora, quien se negó a presentar su renuncia tras una solicitud expresa de su jefa directa en la cocina, sin que a la fecha exista evidencia por el presunto robo que se le imputa.

El Tribunal Superior de Justicia del Estado de Chihuahua, concedió el perdón a la trabajadora acusada de robo el miércoles 28 de agosto, pese a que no se ha comprobado el delito del cual se le acusa.

Romo Reyes acusó a su jefa, María Guadalupe Barrios Reza, de ‘fabricar’ el delito como represalia tras solicitar mejores condiciones laborales, en específico, pedir el pago de la compensación por trabajo de horas extras, detalla La Opción de Chihuahua.

Fotografía: @IngRaulg

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.