El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió a los grupos delictivos que impiden la venta de gasolina al Ejército Mexicano en Nuevo Laredo, Tamaulipas, pensar en “sus mamacitas” para portarse bien.

En un recorrido por el Hospital Rural de Tula, el mandatario lanzó un llamado a los delincuentes a no amenazar a los distribuidores.

“Están mal, así no es la cosa, les llamo a que recapaciten, que piensen en ellos y en sus familias, en sus madres, en sus mamacitas. Saben cuánto sufren las mamás por el amor sublime a los hijos y ellos tienen que pensar en eso”

López Obrador hizo un llamado a la delincuencia a no dañar al prójimo, argumentando que ya no hay pretextos pues existen oportunidades de desarrollo.

 “Antes había la excusa de que no había trabajo. Estamos procurando que haya trabajo y que se reincorporen al trabajo y puedan actuar dentro de la legalidad y de esta manera no hacer sufrir a sus familiares, sus mamás, que son las más preocupadas”

El presidente reiteró que ha bajado la delincuencia en Tamaulipas.

Fotografía: Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.