La Iglesia Católica de Monterrey, en voz del arzobispo Rogelio Cabrera López, reconoció el éxito de las autoridades locales para tener saldo blanco en las recientes lluvias de “Fernand”. Dijo que el orden siempre debe imperar ante el caos, y en esta ocasión las autoridades hicieron excelentemente su trabajo.

La Iglesia, por su parte, hizo entrega de comidas y ayudó, vía Caritas de Monterrey, a los damnificados y en situación de calle, para que pudieran sobrellevar la situación extraordinaria.

“Quiero expresar mi reconocimiento especial a todos los cuerpos de auxilio de nuestro Estado, así como a los medios de comunicación, por las acciones de prevención y rescate desplegados en días pasados, ante el embate de la tormenta ‘Fernand’. Gracias a su labor se evitó una tragedia mayor”.

“Si bien los daños materiales fueron cuantiosos, y hay que procurar el apoyo necesario a los damnificados, se logró que los ciudadanos tomáramos conciencia de nuestra responsabilidad y cuidado ante los fenómenos meteorológicos”.

Dijo que como sociedad “no debemos considerar exageradas las medidas de prevención que se nos piden cumplir, aunque eso implique, en muchos casos, el tener que cambiar nuestros planes. Por lo que siempre será recomendable seguir las indicaciones de quienes tienen la preparación y el conocimiento en materia de Protección Civil”.

Informó que en dos semanas más la Iglesia dará a conocer el trabajo que el Departamento del Cuidado del Medio Ambiente está realizando para abonar a esta cultura de la prevención, motivando, de manera especial, a los miembros de las comunidades parroquiales a sumarse a los esfuerzos que ya se están realizando, buscando con ello dar una respuesta a la invitación que el Papa Francisco ha hecho en su encíclica “Laudato Sí”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.