Por Eloy Garza González.

Roger Ailes, fundador de Fox News, fue un genio perverso. Inventó el canal conservador más exitosos del mundo, lo puso al servicio del Partido Republicano y creó a un político disruptor que le ha cambiado la cara (para mal), a EUA: Donald Trump.

El actor Russell Crowe lo interpreta en una reciente serie de televisión, The loudest voice, y el resultado es asombroso: metido en kilos de maquillaje, látex y almohadas en el vientre, Crowe imita a la perfección a Ailes en su forma de hablar y caminar, con un parecido que acentúa los rasgos más diabólicos del productor televisivo, muerto en 2017 tras tropezar en las escaleras de su casa de Palm Beach Florida.

Algunas ideas que puso en práctica Ailes, reflejan a la comentocracia del México actual. Los contextos son muy diferentes, pero las intenciones son las mismas.

Ailes no creía que Fox News debía llegar a todas las audiencias. Estaba convencido de que nunca podría arrebatarle su mercado a los medios liberales. Trataba, más bien, de mantener su propio nicho: los sectores conservadores, que formaban poco menos que la mitad de la población norteamericana. A ellos iba dirigido el mensaje manipulador de Fox News.

Ailes solía repetir: “si quieres hacer pensar a la gente, la perderás; si quieres hacerla sentir, la tendrás siempre en tus manos”. Lo creía así por una razón simple: a la gente no le gusta estar informada, le gusta sentirse informada, que es distinto.

Para que sus audiencias se sintieran informadas, Ailes no inventó, pero sí mejoró las fake news. Mintió con el rumor de que el entonces presidente Obama era musulmán y que no había nacido en EUA. Usó un ejército de comentaristas charlatanes como Glenn Beck para difundir sus fake news y compró a varios intelectuales de izquierda para que se dejaran ganar en los debates televisivos.

Algo similar al ambiente social envenenado que creó Ailes está pasando en México. Una buena parte de la prensa ya no quiere informar, sino hacer sentir a su audiencia que están informada. Esta prensa se puso al servicio de un grupo político que quiere reventar a AMLO con fake news, con exageraciones y mentiras. Y en el fondo, puede inventar a un monstruo incontrolable, en su afán de destruir al Presidente; un monstruo conservador y fascista que será el equivalente en México a Donald Trump.

Roger Ailes murió en medio de varios escándalos de acoso sexual. Tuvo que renunciar a Fox News gracias a las presiones de #MeToo. Moralmente ya estaba aniquilado antes de su muerte física, como lo están muchos miembros de la comentocracia mexicana que tropicalizan la misma historia de Ailes, creyendo que descubren el hilo negro, y no son más que mercenarios de la prensa, vendidos al mejor postor. Allá ellos, pero pueden meternos a todos en un riesgo colosal.

eloygarza1969@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.