Los hinchas Rayados que intentaron asesinar a un rival del Club de Futbol Tigres, en un enfrentamiento de porras, fueron sentenciados a pasar sólo cuatro años de prisión, por considerar el juez que se trata de un homicidio en grado de tentativa.

Sin embargo, estos tendrán sólo tres años para reunir cada uno la cantidad de 400 mil pesos, como reparación del daño ocasionando al seguidor universitario, quien quedó incapacitado de por vida. Los únicos detenidos en el fallido crimen ya cumplieron un año encerrados en el Penal el Topo Chico. Aún faltan por detener a otros diez implicados, quienes se encuentran prófugos de la justicia del estado.

Cristian Michel Vázquez Zarazúa, de 29 años, quien tiene su domicilio en la zona norte de la ciudad, fue sentenciado a cuatro años y nueve meses de prisión, por los delitos de homicidio calificado en modalidad de pandilla en grado de tentativa.

El segundo de los implicados, Adrián Rosendo Urbina López, de 25 años, recibió una sentencia de cuatro años y tres meses de cárcel, bajo los cargos anteriores, pero se le agregaron varios meses por el delito de narcomenudeo en su variante de posesión de marihuana.

Los hechos se registraron el pasado 23 de septiembre de 2018, cuando se registró el ataque sobre la Avenida Aztlán, a la altura de la Clínica 35 del IMSS. La barra de los Rayados del Monterrey, compuesta por unos 100 jóvenes, se desplazaba por la mencionada avenida.

En ese momento pasaron dos camiones con unos 50 seguidores del Club Tigres, quienes sostuvieron un altercado verbal con sus viejos rivales. Los seguidores felinos se vieron superados en número, por lo que emprendieron la retirada.

En la acción, el joven identificado como Rodolfo Manuel Palomo, de 21 años, se quedó rezagado y fue atacado en forma brutal, hasta dejarlo casi aborde de la muerte. Agentes ministeriales que realizaron las investigaciones, sólo detuvieron a dos de los participantes, y aunque se aseguró que todos serían detenidos, hasta el momento no se ha capturado a alguien más.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.