Las empresas de aplicación que prestan el servicio de transporte, como Uber, Diddi y Cabify, deberán realizar una aportación al Estado del 1.5 por ciento de cada uno de sus viajes. El acuerdo forma parte de las reglas de operación de esta modalidad de taxi que emitirá la Agencia Estatal del Transporte y Vialidad, y serán publicadas en el Periódico Oficial del Estado. Noé Chávez Montemayor, titular del área, aclaró que es transitorio y en previo consenso con las compañías.

“La Agencia de Transporte y Vialidad de Nuevo León, emitirá por medio del Periódico Oficial del Estado, las reglas de operación que deberán cumplir las empresas de aplicación móvil que prestan servicio de transporte en el estado”.

“Será transitorio en tanto se aprueba la Ley de Movilidad Sustentable, y contempla que las empresas cumplan con una serie de requisitos. (entre ellos) deberán suscribir un convenio en el que se comprometan a aportar el equivalente al 1.5 por ciento de la tarifa cobrada al usuario”.

Los fondos que resulten de este proceso serán destinados a programas de movilidad y transporte.

Otros requisitos son el entregar a la AET, actualizado cada día primero de mes con altas y bajas, el padrón de vehículos que prestan este servicio, y hacer entrega de los resultados toxicológicos y del examen de capacidad de los choferes o conductores adheridos a las plataformas.

Además de aportar la documentación necesaria a manera de que la dependencia estatal gestione internamente y de forma gratuita, la carta de no antecedentes penales de cada conductor, así como el certificado de cobertura dado por una compañía de seguros autorizada para operar en México.

Los conductores deberán de contar con licencia de chofer expedida por el Instituto de Control Vehicular, y registro ante una empresa de redes de transporte. Además, deberá tomar el curso en línea y gratuito impartido por el ICET, y aprobar un examen toxicológico.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.