Por José Jaime Ruiz.

Nos saludábamos en los pasillos de Televisa Monterrey. Él comentaba de futbol, yo de política. Como todo encuentro de cruce de caminos, efímero, fugaz. Nunca hablamos de futbol, pero sí de política. En Monterrey hablar de futbol es tener posturas, no debate. (Des) ideologizados, el futbol en esta ciudad sirve para el adocenamiento de los ciudadanos, para convertirse en zombi o en fanático.

En ninguna ciudad del país se vive, o padece, el futbol como en Monterrey. Los ancestrales “clásicos” dejaron de serlo. Chivas, tan provinciano, y América, tan cosmopolita, nunca serán lo que fueron. Tal vez sea más importante ahora, en la Ciudad de México, un encuentro entre Pumas y el América, simbólicamente, la izquierda contra la derecha. En la conservadora Monterrey, Rayados contra Tigres es derecha contra derecha, las instituciones se quedaron atrás, ya no es el Tec contra la Uni (ITESM contra UANL), es Cemex contra Femsa.

En el anterior escenario hay que inscribir el desarrollo de las polémicas de Mario Castillejos. Cemex y Femsa, depredadores, uno, de las montañas de Monterrey para el cemento; otro, del agua para la cerveza, para la producción de Coca Cola. Los más grandes medios de comunicación –como Televisa y Multimedios­– también se aprovechan del simulacro de la disputa futbolística y en ella estuvo inmerso Mario.

Mario Castillejos quedó en medio de esa disputa cuando aceptó ser directivo de Tigres, aunque su genealogía fuera rayada y, por una campaña sin precedentes desde Multimedios, sólo duró en el puesto tres días. La directiva ejecutiva de los Tigres tuvo que evaluar los costos de credibilidad y de publicidad negativa de la embestida propagandística y despedir a Mario.

Mucho más inteligente y crítico que Roberto Hernández Jr., a Castillejos no le faltó polémica, en una ciudad como Monterrey careció de la capacidad de manipular. Honesto en sus comentarios, tenía la difícil tarea del salmón al ir a contracorriente. Su testimonio de vida lo impuso días antes de su infarto en Instagram. Así lo escribió.

@ruizjosejaime

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.