El comandante en jefe de los Cuerpos de la Guardia Revolucionaria Islámica, Hossein Salami, advirtió este sábado que cualquier país que ataque a Irán se convertirá en “un campo de batalla”.

De acuerdo con Al Arabiya, Hossein Salami, señaló que “Nunca permitiremos ninguna guerra en el territorio de Irán”.

Asimismo, el comandante ha subrayado que las fuerzas militares de Irán seguirán derribando los drones que violen su espacio aéreo: “Cualquier dron que viole nuestro espacio aéreo, será derribado”.

La declaración de Salami se produce después de que Arabia Saudita y Washington responsabilizaran a Irán de los ataques con drones contra dos refinerías de petróleo de la compañía Saudi Aramco, ubicadas cerca de Abqaiq y Khurais, al este del reino.

Aunque los rebeldes hutíes de Yemen reivindicaron los ataques, desde el Ministerio de Defensa saudita afirman que los ataques no se originaron en Yemen y señalan directamente a Irán.

El país persa niega todas las acusaciones en su contra.

Fotografía: especial

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.