El presidente de Irán, Hassan Rouhani, advirtió que la presencia de fuerzas extranjeras en el Golfo Pérsico pone en peligro a la región, dos días después de que el mandatario estadounidense, Donald Trump, aprobó el despliegue de fuerzas adicionales a Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos.

En un discurso por el 39 aniversario del comienzo de la guerra con Irak, Rouhani dijo que la interferencia de las fuerzas extranjeras en la región aumenta la “inseguridad” y reiteró: “No dejaremos que nadie viole nuestras fronteras”.

Teherán “extiende la mano de la amistad a todos sus vecinos” afirmó y adelantó que los próximos días Irán presentará ante las Naciones Unidas un proyecto de cooperación regional para garantizar la seguridad en el Golfo Pérsico, el estrecho de Ormuz y el golfo de Omán.

Además, aconsejó a los países que buscan culpar a Irán por los recientes incidentes regionales que dejen de enviar “armas peligrosas” a la región y que “se mantengan alejados” de ella, según un reporte del canal de televisión estatal Press TV.

Rouhani recordó que, a lo largo de la historia, el Ejército estadounidense se ha encargado de llevar la inseguridad a cualquier lugar del mundo, incluido Irak, Afganistán, Siria y el Golfo Pérsico, mientras que las Fuerzas Armadas de Irán llevado seguridad a los países a los que han ayudado.

La nueva ronda de tensiones entre Washington y Teherán se desató la semana pasada, luego de Estados Unidos acusó al país islámico de los ataques con drones del 14 de septiembre contra dos refinerías de la compañía estatal saudita Aramco que afectaron su producción petrolera.

Sin embargo, la República Islámica ha rechazado dichas acusaciones, calificándolas de “engaño máximo” e insiste en que detrás de los ataques están los rebeldes yemenitas Al Houthi, que controlan amplias zonas de Yemen y luchan contra la coalición militar liderada por Arabia Saudita desde marzo de 2015.

En medio de la escalada tensión, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, aclaró este domingo en una entrevista con la cadena Fox News que el reciente envío de tropas estadunidenses al Golfo Pérsico es para “disuasión y defensa” y reiteró Estados Unidos busca evitar una guerra con Irán.

“Nuestra misión es evitar la guerra. Vieron al secretario de Defensa (Mark Esper anunciar el viernes el envío de efectivos adicionales a la región para disuasión y defensa”, subrayó el jefe de la diplomacia estadounidense, tras ex presar su confianza en que la acción logre convencer a Irán de dejar atrás la guerra.

Fotografía: archivo/ Casa Blanca/ Shealah Craighead

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.