El Consejo Consultivo de la Comisión Nacional de los Derechos Humanos lamentó que la Comisión Permanente del Congreso de la Unión se negara a citar a comparecer a diferentes autoridades por la cancelación del programa de estancias infantiles.

Según el organismo, el voto de los legisladores dejó de lado la defensa de los derechos humanos de niños, madres y padres trabajadores, además de imposibilitar el ejercicio de un recurso jurídico a favor de las víctimas para resarcir y respetar sus derechos que fueron violentados con la cancelación.

Los anterior sucedió luego de que el pasado junio de 2019, la CNDH emitiera una recomendación relativa al programa de estancias infantiles que las dependencias de Bienestar, Hacienda y Crédito Público y del DIF se negaron a aceptarla y cumplirla, por lo que se solicitó al Congreso que citara a los funcionarios para explicar su rechazo.

“La comparecencia de las autoridades ante el Senado habría permitido que, en un ejercicio democrático de transparencia y de rendición de cuentas, se hubiese expuesto y debatido públicamente las razones y fundamentos de las autoridades para negarse a aceptar la recomendación”.

Reiteró su llamado a investigar y sancionar las irregularidades dentro del programa de estancias pero señaló que ello no implica que el Estado “deje de cumplir con la obligación” de realizar las medidas par que niños, niñas, mamás y papás puedan acceder a sus derechos de acceso a servicio y cuidados profesionales.

“Este Consejo Consultivo lamenta los señalamientos que hicieron desde la Comisión […* cuestionando, sin sustento, el trabajo, profesionales y capacidad de la CNDH [que] no contribuyen a la consolidación de las instituciones democráticas ni abonan a la construcción de un auténtico entorno de legalidad y respeto en el país”.

Finalmente, hizo una llamada a que los legisladores propongan reformas para garantizar la atención y cuidados de la primera infancia y para las madres y padres trabajadores. La recomendación establecía principal, el pago retroactivo de los recursos en 2018.

Fotografía: Graciela López / Cuartoscuro