Armando Guadiana propuso en el Senado de la República castigar con hasta 20 años de cárcel por robar luz, incluso vía “diablitos”. De acuerdo con Reforma, la propuesta es para la Ley Federal para Prevenir y Sancionar los Delitos Cometidos en Contra de la Infraestructura y el Sistema Eléctrico. Se busca sancionar lo que la Comisión Federal de Electricidad considera las pérdidas no técnicas.

¿Qué son las pérdidas no técnicas de la CFE?

La CFE considera las pérdidas no técnicas las ocasionadas por malas prácticas de usuarios como instalaciones no autorizadas y alteraciones en medidores eléctricos. Las sanciones irán según la cantidad de energía robada o lo que los usuarios hacen para alterar la infraestructura eléctrica y considera a todo tipo, así como el tamaño de consumidores.

Guadiana comentó que habrá penas económicas, aunque también es un tema de prevención para que la gente no cometa el delito.

Sanciones por robo de luz

Se prevé una sanción mínima de dos a tres años de cárcel así multa por el triple del importe de la energía consumida por el robo de energía de entre 5 mil y 10 mil kilowatts/hora. En tanto, los robos que sean mayores a un gigawatt/hora serán de 16 a 20 años de prisión con un pago triple por el valor de la energía que se consumió.

Y por alterar líneas de transmisión o distribución, así como cometer agresiones al personal que desconecte, o uso indebido de la energía, se prevé prisión de 3 a 10 años, en tanto que la multa será de 10 mil días de salario mínimo y el tripe del importe de la energía consumida.

Pérdidas millonarias al año por ‘diablitos’

De acuerdo con la CFE, se pierden aproximadamente 16 mil 690.43 pesos por cada minuto de robo de luz a escala nacional.

Lo anterior solamente por usar los llamados ‘diablitos’ para alterar el funcionamiento de los medidores, así como por cables que se cuelgan a los postes para no pagar la luz consumida.

La empresa indica que se tienen detectadas 69 mil 515 tomas clandestinas de electricidad en domicilios particulares, empresas, comercios y servicios. No obstante, no cuanta con un desglose para cada uno de estos tipos de servicio.

Fotografía: Tercero Díaz/ Cuartoscuro