Con la recién aprobada reforma laboral los días de los malos sindicatos están contados, incluso algunos “ya han empezado a desaparecer”, dijo senador y líder del sindicato minero Napoleón Gómez Urrutia.

Durante la toma de protesta del Comité Estatal en Michoacán de la Confederación Internacional de Trabajadores, sostuvo que coincide con el proyecto de transformación del Gobierno Federal y definió a la nueva reforma como un primer paso para la obtención de justicia en favor de la clase obrera.

Acompañado por Guadalupe Pichardo Escobedo, dirigente estatal de la CIT, planteó que por ello “seguiremos apoyando todo lo que represente la transformación del mundo del trabajo y se logre la justicia laboral, la democracia y la libertad sindical”.

El también presidente de la CIT destacó, de acuerdo con un comunicado, que la organización suma más de medio millón de miembros y son más los sindicatos que buscan la justicia y la democracia laboral, aunque persiste la resistencia de gremios que por años han solapado todo tipo de injusticias.

En su oportunidad Pichardo Escobedo hizo énfasis en la necesidad de impulsar un nuevo sindicalismo comprometido con los derechos de los trabajadores y ofreció trabajar intensamente para lograr ese objetivo.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.