La Secretaría de la Defensa Nacional presentó una solicitud de revocación de las suspensiones otorgadas contra la construcción del Aeropuerto de Santa Lucía con la “seguridad nacional” como principal argumento de defensa.

En un comunicado, el colectivo #NoMásDerroches informó que la Sedena expuso ante el Juez Quinto de Distrito en Materia Administrativa en la Ciudad de México que el proyecto del aeropuerto es considerado “instalaciones estratégicas” del Estado mexicano y, por tanto, su desarrollo es prioridad para el bienestar de sus ciudadanos.

De acuerdo con la Sedena, el no iniciar con la construcción de la terminal área pone en peligro la defensa, integridad y soberanía del país, por no permitir el despliegue de tropas para atender la “seguridad nacional.”

El Gobierno de México considera que al estar frenadas las obras de ampliación del aeropuerto, los elementos militares pueden tener dificultades para la aplicación del Plan DN-III-E, mismo que está enfocado en la atención de emergencias ante desastres naturales en territorio nacional.

Cabe recordar que el Poder Judicial otorgó una suspensión definitiva contra el inicio de la construcción del aeropuerto “Felipe Ángeles” en seguimiento de un juicio de amparo promovido por #NoMásDerroches, en donde se solicitó al gobierno de Andrés Manuel López Obrador (AMLO) acreditar la viabilidad del proyecto conforme al ejercicio de los recursos públicos con los principios constitucionales de eficiencia, eficacia, economía, transparencia y honradez.

Aseguran que ‘seguridad nacional’ no está en riesgo por suspensión de Santa Lucía

De acuerdo con la asociación civil, la solicitud de la Sedena no debería proceder conforme a lo establecido en la ley, debido a que las operaciones de la base aérea militar de Santa Lucía no están suspendidas, pues lo que existe es una restricción para las obras de ampliación propuestas por el gobierno de López Obrador.

#NoMásDerroches indicó que la suspensión no afecta ni la seguridad nacional, ni el interés nacional, ni el orden público. Esto, debido a que el proyecto de construcción no es todavía un “bien” de la nación y por tanto no puede ser declarado una “instalación estratégica”.

La ONG, que busca se retomen las obras del Nuevo Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (NAICM) en Texcoco, consideró que una resolución en favor de la Sedena podría representar una señal del camino a tomar por la administración federal cada vez que una decisión interfiere con sus intereses de proyecto.

“Generaría un precedente preocupante y sumamente negativo para la protección de los derechos fundamentales en México abriendo la puerta para que en futuras ocasiones se apele a la “seguridad nacional” y el orden público con el fin de anular el derecho al amparo que tenemos los ciudadanos.”

Fotografía: Archivo/ Cuartoscuro

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.