El diputado federal Gerardo Fernández Noroña, del Partido del Trabajo, anunció que regresará el lunes a Monterrey, Nuevo León, para ratificar el amparo que obtuvo contra el acuerdo que lo declara “persona no grata”.

En conferencia de prensa en la Cámara de Diputados, reveló la resolución que logró el abogado Edgar Ulises Rentería y que concede la suspensión para el efecto de que las cosas se mantengan en el estado que se encuentran.

El amparo señala “que las autoridades responsables se abstengan de llevar a cabo actos que puedan privar ilegalmente de la libertad a los quejosos fuera de procedimiento judicial o bien impedir su libre tránsito dentro del estado de Nuevo León o en un universo con motivo del acto reclamado”.

En pocas palabras, precisó Fernández Noroña, el juez le otorgó el amparo junto con Pedro Salmerón, el cual plantea que se debe respetar su libertad de expresión, de libre tránsito e inclusive les responsabiliza de su seguridad e integridad física.

Aseguró que por lo mismo es un amparo que sienta un precedente muy importante para todas las campañas de linchamiento en su contra; exige el respeto a la libertad de expresión y plantea la preocupación sobre la integridad física de él y de Pedro Salmerón.

El legislador recordó que este 2 de octubre planteó que el Congreso de Nuevo León debía disculparse “y me parece que esta resolución del amparo los pone en una condición en que retiran el acuerdo ilegal arbitrario infamante en nuestra contra o la autoridad judicial”.

Más adelante, advirtió Fernández Noroña, decidirá acusar al Congreso de Nuevo León por daños y perjuicios, y exigirá una indemnización económica por el daño moral que han generado a su persona.

El pasado 23 de septiembre, Fernández Noroña y el exdirector del Instituto Nacional de Estudios Históricos de las Revoluciones de México (INEHRM), Pedro Salmerón, fueron declarados personas “no gratas” en Nuevo León, luego de que ambos calificaran como “jóvenes valientes” a los asesinos del empresario Eugenio Garza Sada.