La actriz oaxaqueña Yalitza Aparicio fue nombrada este viernes Embajadora de la Buena Voluntad de la Unesco para trabajar en contra de la discriminación que sufren indígenas y mujeres. En su breve discurso en París, Francia, la protagonista de “Roma” se dijo ser una mujer indígena orgullosa que, sin embargo, no aprendió las lenguas de su comunidad porque sus padres la “protegieron” para que no fuera discriminada.

 “Yo estoy orgullosa de ser una mujer indígena, aunque me apena haber perdido el derecho de aprender mis leguas y no lo atribuyó a que mis papás lo hayan hecho con la intención de negármelo, creyeron que era la mejor manera de protegerme a la discriminación”.

Yalitza manifestó que, de la mano con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura trabajará para que las comunidades indígenas se integren a la sociedad porque tienen muchos conocimientos que aportar, entre ellos, el cuidado del medio ambiente.

Recordó que desde niña sus abuelos le inculcaron el cuido a la naturaleza con un dicho: “Hay que cuidar de la tierra porque comes de ella”.

Por esta razón Yalitza es feminista

Otra de las causas por las que se ha mostrado a favor la actriz, es la equidad de género. Aunque antes no se consideraba feminista, contó que un día en Londres, durante la gira por “Roma”, se dio cuenta que sí lo era.

La actriz narró que, al contrario de muchas comunidades en México, en la suya la mujer es superior al hombre, sin embargo, ella quería que sus familiares hombres no sufrieran discriminación que mujeres sí padecen en otros ámbitos.

“En mi mente decía: ‘tengo hermanos, tengo sobrinos, tengo un papá y algún día tendré hijos y no quiero que se volteé la situación, no quiero que esta discriminación de género por la que estamos pasando las mujeres la lleguen a pasar ellos’… Y ahora digo, sí, soy feminista”.

Reiteró su compromiso por terminar con la discriminación, buscar el rescate de las lenguas indígenas e igualdad de oportunidades en hombre y mujeres: “No quiero que exista discriminación por pensar diferente, por tener un físico diferente, una cultura diferente. Simplemente por ser diferente no debemos ser discriminados”.

La Unesco eligió nombrar a la mexicana como Embajadora por mostrarse a favor de las poblaciones indígenas y la equidad de género.

Fotografía: @UNESCO_es

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.