A dos días de rendir su cuarto informe de Gobierno, Jaime Rodríguez Calderón comenzó a difundir a través de sus redes sociales los logros alcanzados en la actual administración. Contrario a quienes se han encargado de criticarlo, el Gobernador de Nuevo León mencionó que han sido muchos los avances que han tenido en materia de seguridad, salud, educación y el control de los centros penitenciarios.

En materia de seguridad, señaló que a lo largo de esta administración se ha trabajado de manera coordinada con los estados vecinos para traer la paz a la región norte de México.

“Trabajando conjuntamente, de forma histórica, con Coahuila y Tamaulipas con el macro operativo de seguridad ‘Paz para el Noreste de México’ le hemos dado a los nuevoleoneses seguridad al viajar y vivir en este gran estado”.

En cuanto al tema de educación gratuita y de calidad señaló que Nuevo León cuenta con un sistema de Prepas Militarizadas que ayuda a educar a los jóvenes con base a valores y disciplina. Indicó que gracias a este modelo educativo compite con las mejores escuelas de México y ahora lo quieren replicar en varios estados.

“Con 6 planteles hasta la fecha y más de 3 mil alumnos beneficiados, seguiremos trabajando para que las preparatorias militarizadas sigan siendo ejemplo de todo el país”.

El bronco asegura que para este gobierno una de las prioridades ha sido brindar a los nuevoleoneses servicios de salud, con los mejores servicios hospitalarios, hasta llegar a los lugares más alejados de la zona metropolitana del estado.

“Había gente que tardaba hasta cuatro horas para poder llegar a un centro hospitalario y ser atendido, hemos construido clínicas más cercanas a ellos, como la unidad de Shock Trauma ubicada en Galeana, ahora con el de Montemorelos”.

“Trajimos tecnología de punta y el equipo necesario para poder contar con un Hospital de Especialidades que ayudará a que los habitantes de la zona citrícola no tengan que ir hasta Monterrey cuando se les presente un problema de salud, beneficiando a 300 MIL personas de 16 municipios”.

Rodríguez Calderón resalta las acciones realizadas en lo que era el Penal del Topo Chico, tras años de no poder controlar estos espacios penitenciarios.

“Con el cierre del penal de Topo Chico, las familias y vecinos de la comunidad recuperaron una tranquilidad que no tuvieron durante más de 30 años, debido a la ingobernabilidad en dicho penal, que fuera uno de los más peligrosos del país”.

“Gracias a que recuperamos el control del sistema penitenciario de Nuevo León, esa zona volverá a la vida y las personas vivirán sin miedo. Pronto, en su lugar, habrá un gran parque lleno de árboles y áreas verdes, para recreación y esparcimiento de las familias del sector y de todo Nuevo León”.

El mandatario estatal estará publicando parte de las acciones de su gobierno antes de presentar su informe al Congreso del estado y a los neoleoneses.